¿Cómo escogerá el Centro Democrático su candidato a la Presidencia?

Foto: Cortesía

Confidenciales 360.


Pareciera ser que el partido del expresidente Uribe se ve abocado siempre a tener encrucijadas en el alma, y una de ellas es escoger ahora su candidato a la Presidencia. Esto contemplando todos los pormenores que tiene implícito las experiencias de haber sufrido en el pasado con malas elecciones para ellos, y en segundo lugar, un cambio de presidente en el cual ellos sí o sí van a tener que jugar un papel protagónico.

Ahora, existen varios hechos muy precisos que no se pueden cambiar y que tienen que tenerse en cuenta para analizar todo esto. El primero de ellos tiene que ver con que los partidos le preguntaron a la Registraduría donde les decían que hay dos fechas para las cosultas para escoger un candidato presidencial: una el 22 de octubre y la otra el 5 de noviembre, las cuales están muy próximas, lo que implicaría realizar una campaña extremadamente rápida. Pareciera que ningún partido va a tomar esa opción y que todos quieren tomar decisiones internas. Pero el Centro Demorático había pensado y sondeado esta posibilidad.

El expresidente Uribe, quien al fin y al cabo es el que podría tomar una decisión tajante y desechar de una vez por todas cualquier intento de desorden o sublevación de sus fuerzas tiene claro que no quieren imponer una dictadura, por el contrario, lo que quieren es ser lo más democrático posible y escoger al mejor candidato. Sabe que dentro de su parrilla de precandidatos no todos tienen opción, solo dos la podrían tener realmente y hay unos que están por fuera que aunque militan con sus ideas no están dentro de esa parrilla, y hablamos de Luis Alfredo Ramos y el exprocurador Alejandro Ordóñez.

Como hace cuatro años hay un candidato que se quiere imponer a como dé lugar, y este año es Iván Duque -en ese tiempo era Óscar Iván Zuluaga quien lo logró-, quien no quiere que se hagan consultas, sino que el sea el “ungido” por las pequeñas encuestas que se han publicado y en las cuales él, en teoría, ha liderado la intención de voto. Pero no todos están contentos con esa idea y quieren esperar un poco más a ver qué pasa con Luis Alfredo Ramos y con el conservatismo. También, tratar de que Uribe reorganice sus fuerzas.

Lo cierto es que hay un consenso en que Uribe es el que debería jugar un papel protagónico evitando los excesos democracia, sacar de tajo a personas que puedan manipular la elección, pues en el Centro Democrático existen quienes harían eso y militantes de ese mismo partido lo reconocen, y saben que han perjudicado a esa colectividad.

Lo ideal sería generar una coalición de derecha donde se haga una alianza con el conservatismo, sectores religiosos, y otros de la derecha que permitan poner presidente y vicepresidente.

Está claro que hay unos resquemores porque se sabe que los gallos que van a estar en esa arena presidencial van a ser pesados y no se pueden salir con candidatos tibios o con muy bajos márgenes de conocimiento.

Así pues, lo que se esperaría es que se genere en las próximas semanas una decisión en torno a cómo se va a elegir un candidato, y a partir de eso  se conozca con más facilidad quién puede ser el elegido del uribismo, por lo menos para primera vuelta, que son los cálculos que hacen algunos congresistas de esa colectividad pero que podría salir costosa, pues ir a la primera vuelta con un candidato desconocido podría implicarles quedarse por fuera del baile final.

Comments

comments