La alianza de la izquierda que busca la presidencia

Confidenciales 360.


Sergio Fajardo, Claudia López, Angélica Lozano, Jorge Robledo y Antonio Navarro Wolff se reunieron en el apartamento de la senadora López en Bogotá para hablar sobre la realidad del país y de lo que ellos tienen desde su óptica como diagnóstico general, e innegablemente sobre las elecciones del año 2018. Allí se ha tocado un tema que se está hablando en todas las cúpulas políticas del país, y es la necesidad de apuntarle a ganar en primera vuelta.

Aunque para algunos esto suena descabellado y poco lógico, lo cierto es que en esta campaña que se aproxima se van a repartir de una manera equitativa y posiblemente descifrable, las fuerzas electorales y la opinión pública, lo que puede terminar dejando por fuera de la segunda vuelta a un ‘peso pesado’, o darle la victoria en primera vuelta a alguien por una cifra muy mínima de votos. Y es que siendo claros, la izquierda tiene un panorama similar al de las otras fuerzas políticas.

Si se une la izquierda, si logran buscar una alianza con el Gobierno e incluso una misión imposible que sería convencer a Gustavo Petro, pues esa posición política podría ir a primera vuelta con cerca de 5 o 6 millones de votos. Aclaramos: si son apoyados por dicho Gobierno, por partidos de centro-izquierda, de izquierda, comunistas, entre otros que vayan en contra de todo lo que representa la derecha y centro derecha. Cabe señalar que con esta cifra podrían pasar de primera vuelta y dejar por fuera al uribismo o a Germán Vargas Lleras, y es aquí cuando hablamos de ‘pesos pesados’.

Es por esto que recalcamos que los otros movimientos tienen la misma lectura que ellos están haciendo y que acabamos de plasmar. Ahora, Sergio Fajardo ha dicho que él no se imaginaba tanto embeleco que iba a suceder por esa reunión en casa de López; y es que quizá el exalcalde exagera, como es costumbre, pero lo cierto es que la izquierda está teniendo una lectura muy clara que no han tenido los de la derecha, por lo que sacan ventaja, y de ahí el embeleco.

La alianza de la izquierda tiene unas dificultades muy obvias, y son el egocentrismo y el mesianismo de Sergio Fajardo, la egolatría de Gustavo Petro y el poderío centralista que puede tener el Gobierno al querer imponer un candidato. Y es que si centro-izquierda se une como lo mencionamos, con un candidato teniendo como cabeza a Humberto de la Calle o Sergio Fajardo, dudamos que sea Gustavo Petro pues es alguien que puede generar más polarización, realmente tienen una opción de poder, y no solamente en primera vuelta sino de pasar con seguridad a la segunda.

De ahí esa alianza de la izquierda suena tanto y es tan relevante, pero también peligrosa para los intereses de otros sectores debido a que el caudal de votos que pueden unir en torno a tesis de defensa de la paz, de defensa de la armonía, de cumplimiento de los acuerdos, e ir a luchar en contra de la guerra, puede calar en una población que mal o bien en el pasado plebiscito tuvo una representación, que si bien cayó derrotado tiene un caudal; además, en las últimas encuestas se ha demostrado que los líderes de la izquierda tan mal no están en estas mediciones.

Comments

comments