¿El nombramiento de Yolanda Pinto es una venganza?

Foto: Colprensa

Confidenciales 360.


Es de público conocimiento que las relaciones entre la familia del exgobernador Guillermo Gaviria y la exesposa del mismo, Yolanda Pinto, no pasan por los mejores momentos. Un claro exponente y quien es reconocible porque no se guarda nada y no tiene pelos en la lengua es la senadora Sofía Gaviria.

Ella ha expresado públicamente su desacuerdo con el proceso de paz con las Farc. Ha cuestionado fuertemente la sesión que hizo el Gobierno ante tantas peticiones de esa guerrilla, y fuera de eso el papel que nunca tuvieron para ella las víctimas en este proceso de paz.

A Gaviria se le ha cuestionado bastante por sus posturas que parecieran más conservadoras o uribistas que liberales, inclusive dentro de su partido ha recibido estas críticas de manera poco seria y más por apasionamiento que por razón o con lógica de argumentos.

Sofía Gaviria sabe perfectamente quién es Yolanda Pinto, le ha dedicado una columna que usted puede encontrar en nuestro sitio web en la sección de Opinión, donde cuestiona de manera fuerte la elección o el nombramiento de Pinto como directora de la Unidad de Víctimas.

El escrito de Gaviria relata que la desilusiona ese nombramiento, pues es una frustración para las víctimas. Añade que hasta que fue nombrada Yolanda Pinto nunca se desenvolvió en actividades relacionadas con la defensa de las víctimas, que no ha hecho trabajos en las regiones, y que fuera de eso tampoco ha sido promotora del reconocimiento del derecho de las víctimas a la justicia. Dice que no tiene cercanía con los líderes sociales, con las familias víctimas de las Farc que ha avalado, y que ha tenido familiaridad con secuestradores y posteriores asesinos de Guillermo, cosa que indignó a toda la familia Gaviria Correa.

Sacó a relucir algo muy personal que pocos conocían: que aunque la familia en mención renunció a cualquier aspiración de reparación material la señora Pinto demandó al Estado por 2.000 salarios mínimos, equivalentes a $1.500 millones, la cual está en segunda instancia del Consejo de Estado y que se sigue moviendo con buena velocidad y más desde que llegó a la Unidad de Víctimas.

Parece que a nivel político Santos, para algunos, le ha jugado una mala pasada a la senadora por sus constantes críticas al nombrar a Yolanda Pinto.

Comments

comments