El 2018 será mejor que el año 2017

Foto: Cortesía

EDITORIAL

Nuestra principal esperanza es que los colombianos voten bien en las elecciones de Congreso y Presidencia. Colombia no se permite un error más.


El año que recién terminó no fue tan bueno para una gran porción de las personas en Colombia e incluso en muchos lugares del mundo. No alcanzaríamos a escalar todos los casos que se pudieron presentar, pues no bastaría con este editorial, pero sí podemos colocar por encima una serie de sucesos con elementos comunes como la violencia, guerra, narcotráfico, inseguridad, inestabilidad política, desconfianza institucional y cambios en la esencia de sistemas políticos democráticos. Eso sin traer a colación la materia económica en el caso de Colombia, que fue quizá uno de los puntos, sino el más negro de todo el año. No exageraríamos en afirmar que en la práctica no hubo crecimiento económico, que aún la inflación es alta, las tasas de interés siguen siendo elevadas por los bancos no han reflejado el cambio hecho desde el Banco de la República, además del preocupante endeudamiento de naturales y privados, quienes en muchas ocasiones están incumpliendo con las cuotas de pago a los establecimientos bancarios.

Dejando atrás el 2017 y concentrando toda nuestra atención y voluntad en este 2018, esperamos y creemos firmemente que las elecciones de congreso y presidencia quizá puedan suponer un intento de mejora para nuestro país, siempre y cuando los ciudadanos no se equivoquen como cada cuatro años, debido a que eligen a politiqueros reconocidos, corruptos, incoherentes e irresponsables. Pareciera que aún no se apaga esa esperanza de cambio, que ha sido afectada en cada elección por las malas decisiones de las personas y que terminan sentenciando a las ciudades y al país a una penumbra infinita y un estancamiento letal. Por eso, es necesario que para que este año sea mejor los ciudadanos tienen que salir a votar el próximo 11 de marzo por candidatos al congreso de su ideología, que defienda sus postulados, que represente una renovación y que tenga una buena hoja de vida.

La responsabilidad será aún más grande cuando acudamos a las urnas para elegir a nuestro próximo presidente. Se debe tener en la mente que es muy probable la decisión más importante para el país en los últimos 20 años, pues estamos en un punto de quiebre nefasto para el Estado, en donde la guerra la está ganando la ilegalidad, unos pocos manejan el poder, los ciudadanos no creen en las instituciones y nuestros sectores de infraestructura, justicia, salud, educación, seguridad y defensa están con problemáticas muy profundas. En la medida que cada persona sea lo suficientemente madura e inteligente para acudir a las urnas, sabrá leer y escuchar a cada candidato, comparar, contrastar afirmaciones, deducir posiciones y de acuerdo a eso, votar por las personas correctas en los dos comicios electorales del 2018. Seguramente si se fijan en las convicciones de cada candidato y las alinean con las propias, se evitarán dolores de cabeza futuros con decepciones, que se ha vuelto común.

También hay que ser claros y no dejar toda la responsabilidad a un sector, pues la construcción de un país se hace desde la empresa privada, la academia, los hogares y desde cada accionar de cualquier ciudadano. Por lo tanto, el reto se pone cuesta arriba, teniendo una sociedad heterogénea con rasgos culturales tan profundos y en muchos casos difíciles de superar. Ahí está el factor del dinero, por ejemplo; no está mal que sea un único fin del diario vivir, pero sí se convierte en un problema mayúsculo cuando para llegar a eso se desfalca al Estado, se violan las leyes, se quiebran empresas y se cometen toda clase de irregularidades. Lastimosamente, hoy en día, por ese camino está transitando nuestro país Colombia. El llamado es a que durante cada día pongamos en práctica al máximo una conducta civilizada, cumplamos las normas, apostemos por la legalidad, por el camino correcto y no por el atajo. Eso va desde respetar un PARE, un semáforo en rojo, ceder el paso a peatones, no arrojar basura al piso, respetar las autoridades, pagar impuestos, denunciar delitos y obrar en pro de una sociedad íntegra y con valores.

Que todos tengan mucha suerte en este ano 2018. Esperamos contar contigo en nuestra página web y la emisión radial de lunes a viernes a partir de las 4:30 p.m. en Todelar 1020AM y 360radio.com.co