Graves problemas ambientales e inseguridad motivaron el cierre parcial de Playa Blanca

Foto: Viajesvivex.com.

El cierre preventivo se hace teniendo en cuenta los graves problemas ambientales, y delitos que se han presentado en la zona, lo que ha puesto en peligro de extinción a las tortugas Carey.


Por: Redacción 360 Radio

Ante la necesidad de implementar medidas que permitan la protección y conservación de la tortuga carey dentro de sus ciclos vitales, el ministerio de Ambiente solicitó el cierre paulatino del sector norte de Playa Blanca en la isla de Barú, lugar en donde se desarrolla el proceso de anidación de esta especie que ha disminuido sus tamaños poblacionales en todo el mundo.

“Nos hemos reunido con funcionarios de Minambiente con el fin de conocer el acto administrativo mediante el cual se toman algunas medidas referentes al cierre paulatino de una franja de playas en Playa Blanca. Hemos acatado las disposiciones legales vigentes, estableciendo un compromiso y concertar unas acciones en 30 días a partir de comunicación oficial donde puedan desarrollar sin que la medida vaya en detrimento de los raizales de esa población”, expresó el alcalde de Cartagena.

Por este motivo, la Alcaldía comenzará a diseñar a partir del próximo martes 22 de mayo, un plan de acción con el apoyo de las instituciones del gobierno nacional y local para establecer las estrategias que permitan recuperar el ecosistema de manera paulatina.

El cierre preventivo se hace teniendo en cuenta los graves problemas ambientales, y delitos que se han presentado en la zona, lo que ha puesto en peligro de extinción a las tortugas Carey, que anidan en este único punto en el departamento de Bolívar durante los meses de mayo a noviembre.

De acuerdo con el ministerio de Ambiente, la medida se hace urgente, puesto que no se han concretado las acciones y las inversiones necesarias para enfrentar la problemática, entre las cuales resulta indispensable la construcción de la infraestructura para el control del ingreso marino y terrestre. Si bien se han hecho varias gestiones para conseguir los predios para el control terrestre, no ha sido posible materializar esta acción.

La falta de gobernabilidad en este concurrido sector turístico, obligó a la máxima cartera ambiental a tomar la medida preventiva, a pesar de que desde el año 2015 la Presidencia de la República efectuó varias reuniones interinstitucionales para tratar de lograr que cada entidad actuara en el marco de sus competencias.