81 de cada 1.000 personas, tiene moto en el Valle de Aburrá

Según el RUNT (Registro Único Nacional de Tránsito), en toda el área metropolitana hay 828.629 motocicletas matriculadas. De esta cifra, 698.725 están matriculadas en los municipios del sur del territorio como, Envigado, Sabaneta e Itagüí, lo que representa el 84.3%.


Por: Redacción 360 Radio

Las motos se han convertido en un fiel acompañante de los antioqueños en las calles. Según datos de Fenalco, durante el mes de abril se registraron en el país 45.425 motocicletas; de éstas, 7.585 fueron matriculadas en Antioquia, presentando un incremento del 20,4%. De hecho, en el RUNT (Registro Único Nacional de Tránsito), aparecen matriculadas 828.629 motocicletas en todo el Valle de Aburrá.

Una encuesta que llevó a cabo el Área Metropolitana el pasado mes de abril, reveló que los ciudadanos de los estratos 1 al 3, optan por usar la moto como medio de transporte. Según éstos, en una moto se pueden hacer grandes trayectos en menos tiempos, no tienen que hacer transbordo con otros medios de transporte y en la actualidad les resulta muy fácil adquirir este tipo de vehículos. Según el informe, actualmente existen 81 motocicletas por cada 1.000 en el Valle de Aburrá, lo que ha incrementado en un 207% el uso de este medio de transporte en los últimos doce años.

“El aumento de la motocicleta como medio de transporte es una realidad latinoamericana y de Medellín. Tiene que ver básicamente con las condiciones de nuestro territorio, ya que muchos son de difícil acceso y es natural que nuestra ciudad vea ese crecimiento de este medio de transporte”, afirma Viviana Tobón Jaramillo, subdirectora Movilidad Área Metropolitana del Valle de Aburrá.

Y es que las motos, se han convertido en una fuente laboral. Fenalco recalca que, en los últimos 14 años, domiciliarios, mensajeros, repartidores de correo y distribuidores de periódicos, además de técnicos y tecnólogos, son los trabajos que más se realizan en moto. La contribución al empleo que genera este vehículo como instrumento de trabajo es cada día mayor. El 44,7% de los nuevos motociclistas son jefes de hogar, el 40,1% son hijos de los jefes del hogar y el 11,5% son amas de casa, evidenciando que la moto es adquirida en estas familias para respaldar las actividades de la persona encargada del hogar o a un hijo que puede traer ingresos adicionales a su familia.

La misma entidad asegura que el sector de motocicletas genera 37.462 empleos, en donde 29.212 corresponden al ensamble y/o producción de vehículos, mientras que 8.250 empleos directos son distribuidos entre, proveedores de partes, el comercio, el mantenimiento y la reparación de motocicletas.

No obstante, las motos se han convertido en problema de salud pública en el Valle de Aburrá. Según cifras de la Secretaría de Movilidad de Medellín y Medicina Legal, en las calles de Medellín murieron 258 personas durante todo el 2017. Asimismo, dos municipios del área metropolitana están entre las 50 ciudades con mayor cantidad de muertos en accidentes de tránsito. De acuerdo con un informe realizado por el centro de pensamiento LA Network, Bello registra una tasa de 14,2 muertos por cada 100 mil habitantes y Medellín con 10,9.

Por este motivo entidades gubernamentales piden empezar a civilizar las calles y culturizar a los motociclistas, buscando reducir los accidentes en la ciudad. De la misma manera, piden mayor responsabilidad social empresarial a quienes venden motos, pues además de la alta accidentalidad, estas entidades muestran su preocupación por el aumento del número de motos en la ciudad, ya que el transporte público podría verse afectado, ya que hoy en día está resultando más económico y más fácil tener una motocicleta.

En conclusión, las cifras del aumento de motos en Antioquia preocupan a diferentes sectores, motivos que deben obligar a que haya una reglamentación adecuada que permita controlar la venta de estas y que de esta manera disminuya su tránsito, y así los accidentes que perjudican tanto la movilidad en los distintos municipios del Valle de Aburrá.

Alcalde medellin