- Advertisement -
Inicio Opinión Columnas A los soldados y policías colombianos

A los soldados y policías colombianos

- Advertisement -

Los políticos y sus discursos pueden ir y venir, pero los soldados y policías están siempre ahí para salvaguardar esta República. Así a tantos les cueste entender.


Por: Catalina Escobar

Qué triste que existan colombianos que los maltraten, qué dolor que tantos colombianos olviden lo que ustedes día a día hacen y entregan. Cómo me duele ver a algunos colombianos compartiendo información falsa y descontextualizada sobre los soldados y policías de Colombia. Ojalá se hiciera viral en redes sociales su entrega, su lucha, su amor por Colombia, pero tristemente no es así.

Debido a la captura de alias “Otoniel” por la fuerza Pública, el Clan del Golfo aumentó sus ataques contra nuestros soldados y policías. Sin embargo, estos héroes continúan defiendo a nuestro país con amor y valentía. Nuestros soldados y policías dan su vida entera por este país y hoy necesitan sentir que los colombianos los apoyamos, que valoramos su trabajo.

Los que siembran odio en nuestros jóvenes hacia la Fuerza Pública, deberían ponerse un solo día en los zapatos de un soldado o policía para que valoren el sacrifico de cada héroe que porta el uniforme de las Fuerzas Militares y de la Policía Nacional. Estas personas deben entender que detrás de ese uniforme hay una persona como cualquier colombiano que tiene una familia, que lo esperan en casa.

- Advertisement -

Los jóvenes colombianos deben comprender que los enemigos del país no son los hombres y mujeres de la Fuerza Pública, por el contrario, son aliados que han salvaguardado la democracia, son aliados que debemos proteger.

DEL MISMO AUTOR: Hagámosle un regalo al planeta, sembremos un árbol

Ser soldado o policía es una vocación que pocos tienen y en Colombia tenemos que aprender a valorarlos y respetarlos. No podemos seguir viendo jóvenes que dicen abiertamente que patearán a cualquier niño que esté disfrazado de policía o a famosos tratándolos de mafiosos. Como colombianos tenemos también el deber de defender a esos hombres y mujeres que, por amor a su país, se levantan todos los días a arriesgar sus vidas. Portar el uniforme de cualquiera de nuestras Fuerzas Militares o de nuestra Policía Nacional, debe ser sinónimo de orgullo, admiración, amor, respeto.

El mundo debe saber que en Colombia tenemos héroes que se visten de honor, que gracias a los soldados y policías tenemos Patria, que gracias a ellos tenemos derechos porque son ellos los que ponen la vida en esta causa que es Colombia.

Tenemos una Fuerza Pública como pocas en el mundo. Detengámonos a pensar en lo que han sentido nuestros soldados y policías a lo largo de tantos años de violencia. Recordemos cuando Pablo Escobar pagaba para que los asesinaran, recordemos que todos los días salen a protegernos de las guerrillas y paramilitares (narcotraficantes), recordemos que hoy son blancos del Clan del Golfo por portar el uniforme, recordemos que hasta los políticos que deberían defenderlos los humillan… Aun así, conociendo todo esto, tenemos una Fuerza Pública valiente, capaz, resiliente que no se rinde.

Los políticos y sus discursos pueden ir y venir, pero los soldados y policías están siempre ahí para salvaguardar esta República. Así a tantos les cueste entender.

Gracias soldados y policías de Colombia, gracias por ser una inspiración, gracias por su valentía, que Dios los guarde siempre.

- Advertisement -
Salir de la versión móvil