Alcalde de Envigado pide al Gobierno ayudas para la clase media

Foto: 360 Radio

Por: Redacción 360 Radio


El alcalde de Envigado, Braulio Espinosa, le envió una carta al presidente Iván Duque donde expone las preocupaciones de la clase media en este municipio antioqueño, quienes no están recibiendo alguna ayuda o beneficio por parte del Gobierno Nacional ante la coyuntura por el coronavirus.

El alcalde resalta en la misiva que Envigado está cumpliendo a cabalidad con el aislamiento obligatorio y que, los casos de desacato han sido sancionados conforme a la Ley.

También, menciona la importancia de la gestión por parte del Gobierno para apoyar las familias vulnerables con el Ingreso Solidario, $160.000 que están siendo consignados a quienes no están incluidas en otros programas sociales como Familias en Acción, Jóvenes en Acción, Colombia Mayor y Compensación del IVA.

Sin embargo, el alcalde dejó claro que actualmente hay muchas familias que se sienten desprotegidas. “Le hablo de la clase media, aquellos que viven del día a día por ser transportadores, comerciantes, albañiles, empleados de restaurantes, empleados de salones de belleza, entre muchos otros”.

Estas personas “no logran hacer parte de los beneficios y tienen miedo porque cada día que pasa sin salir a trabajar se les convierte en la imposibilidad de generar ingresos y la presión económica va incrementando”.

Por ende, el mandatario local pide que se busque alternativas para todos ellos. “Este llamado llega en un momento donde reconocemos que la decisión de alargar el aislamiento obligatorio era la medida correcta para cuidar la vida de miles de ciudadanos, pero también ese mismo aislamiento dificulta la realidad económica de muchas familias que deben afrontar la cuarentena en medio de una compleja situación económica al no tener la capacidad de generar ingresos que les permitan sortear debidamente sus necesidades básicas”

Esta inquietud del alcalde de Envigado se suma a la de muchos ciudadanos alrededor del país que pertenecen a la clase media, pues no están tan desprotegidos como para recibir ayudas, pero tampoco tienen tantos ingresos como para pasar la cuarentana sin necesidades.