Alerta de déficit energético en Colombia para 2028: Upme advierte acciones urgentes

La Unidad de Planeación Minero Energética (Upme) advierte sobre un posible déficit energético en Colombia para finales de 2028, según su Plan de Expansión de Generación 2023-2037, lo que requiere acciones urgentes para asegurar el suministro eléctrico.

Compartir

La Unidad de Planeación Minero Energética (Upme) ha lanzado una alerta crítica sobre un posible déficit energético en Colombia. En su reciente presentación del Plan de Expansión de Generación 2023-2037, la Upme advierte que el país podría enfrentar una crisis significativa de energía en firme para finales de 2028, requiriendo acciones preventivas urgentes para garantizar la confiabilidad del sistema eléctrico.

Análisis de la UPME advierte de  un potencial déficit energético en Colombia, en 2028

El informe de la Upme analiza tres escenarios posibles, cada uno destacando una creciente brecha entre la demanda de energía y la capacidad de generación firme disponible (Enficc). Alejandro Lucio, director de Óptima Consultores, explicó que este déficit podría ser crítico durante fenómenos climáticos adversos como El Niño o sequías prolongadas.

Le puede interesar: Esta sería la razón del aumento en los precios de la energía en Colombia, durante el mes de abril

Por qué es importante: Este déficit energético proyectado es crucial para el país ya que afecta la capacidad de respuesta ante situaciones críticas y la estabilidad del suministro eléctrico. Una insuficiencia en la energía firme podría traducirse en apagones y racionamientos que impactarían tanto a la industria como a los hogares colombianos, afectando el desarrollo económico y la calidad de vida de los ciudadanos.

Detalles: Escenario 1: sin Hidroituango fase II
Este escenario proyecta un crecimiento del 62% en la capacidad de generación, impulsado principalmente por fuentes eólicas, solares y de gas, sin incluir los 1.200 megavatios restantes de Hidroituango. Aquí, el déficit de energía comenzaría en noviembre de 2028, dos meses después de lo estimado en la simulación operativa inicial.

Le puede interesar:  MinAmbiente anuncia medidas de reforzamiento para evitar racionamiento energético
Estrategias de la UPME para prevenir un déficit energético en Colombia
Foto: Redes sociales

Escenario 2: con Hidroituango fase II
Con la entrada de Hidroituango Fase II en el segundo semestre de 2026, se espera un aumento del 54% en la capacidad instalada. Sin embargo, este incremento, junto con una expansión moderada de energía renovable, no logra cubrir la demanda para noviembre de 2028.

Escenario 3: aplazamiento de colectora I y II y mayor impuesto al CO2
Este escenario contempla un retraso en la entrada de las líneas Colectora I y II y una mayor carga impositiva a las emisiones de CO2 de las plantas térmicas. A pesar de un crecimiento del 73% en la capacidad de generación, el déficit de energía también se presenta en noviembre de 2028.

Contexto: La subasta de cargo por confiabilidad realizada en febrero de 2024 adjudicó 33 nuevas plantas de generación, sumando 4.489 megavatios al sistema. Sin embargo, esta capacidad no es suficiente para cubrir el déficit proyectado. Desde diciembre de 2027 hasta noviembre de 2028, la energía en firme adjudicada será de 249,4 gigavatios hora día, mientras que la demanda media estimada es de 263,4 gigavatios hora día, dejando un faltante de 14 gigavatios hora día.

Panorama general: El Ministro de Minas y Energía, Andrés Camacho, ha anunciado la preparación de nuevas subastas enfocadas en tecnologías renovables y pequeñas centrales hidroeléctricas, con un enfoque territorial para desarrollar el potencial de diversas zonas del país. Alejandro Lucio señaló que, aunque la subasta reciente fue mayoritariamente de energía solar, hay un análisis de riesgo/retorno que podría estar desincentivando la participación de otros proyectos debido a los desafíos para cumplir con los compromisos de entrada en operación.

Le puede interesar:  Ecopetrol obtiene aval para su incursión en energías renovables

La Upme concluye que la implementación de medidas preventivas y la organización de nuevas subastas son esenciales para evitar un déficit energético y asegurar la confiabilidad del sistema eléctrico colombiano hacia finales de la década.

Lea también: Nuevo golpe a la economía: importaciones en Colombia cayeron 18,8% durante marzo de 2024

Última hora

Le puede interesar

[mc4wp_form id=»74432″]