¿Alianza entre el Centro Democrático y fiquismo para la Alcaldía de Medellín?

Foto: Twitter/AlvaroUribeVel

Confidenciales 360


Aunque el partido Centro Democrático tiene un proceso interno, consolidado y aparentemente formal en el que busca elegir a un candidato único para la Alcaldía de Medellín, se ha conocido en las últimas semanas una fuerte iniciativa, por parte de una facción de ese mismo partido, de plantear una coalición con el candidato del movimiento de Federico Gutiérrez.

Ese movimiento como tal hoy tiene dos concejales que ya cambiaron de rumbo, pues están con el candidato a la Alcaldía Juan David Valderrama y se desconoce si sería por un movimiento nuevo que tenga que salir a buscar firmas o simplemente una persona que sabía lo que estaba pasando, que aceptó, promovió y legitimó el buscar que el Centro Democrático se una a su campaña y así aspirar con ese aval sin haber participado del proceso.

Sucede que hay varias particularidades que han tenido lugar dentro de este partido en Medellín, en el entendido de que ya están queriendo anular la cláusula que no permite que alguien que aspire a la Alcaldía regrese al Concejo de Medellín. Por lo cual, es uno de los principales síntomas que el proceso tiene dolencias internas y que carece de cumplir un compromiso adquirido, no solamente entre los que participan en este proceso, sino ante la opinión pública.

Esa facción que está promoviendo esa candidatura entre el eventual aspirante de la administración de Federico Gutiérrez y el uribismo busca que se haga por una consulta, por una encuesta o bajo un acuerdo.

Lo que ha conocido este medio de comunicación es que hoy hay dos caminos reales para que esto ocurra: primero, esta facción estaría apoyando a un candidato dentro del proceso del Centro Democrático con la única y exclusiva condición de que si este gana, se debe someter a una encuesta o consulta con el candidato de la administración de Federico Gutiérrez.

El segundo escenario es lograr, claramente más difícil, que la persona que gane la encuesta del Centro Democrático, si no es a quien hoy en día están apoyando, acepte esos mismos términos y condiciones, cosa que sería casi imposible.

El expresidente Uribe ha seguido atentamente esta posible alianza, ha sido ambiguo en lo que dice y en lo que expresa, permitiendo por ahora que los integrantes de su partido sean los que mezclen la sopa y sean así los responsables del producto que se obtenga en el futuro.

Habrá que esperar quién gana el pulso: si los que apuestan por un candidato único del Centro Democrático, o si el Centro Democrático se plegará al candidato de la administración de Federico Gutiérrez.