Aníbal Gaviria, el que es caballero repite

El exgobernador, exalcalde y ahora nuevamente gobernador electo, ha demostrado que, a través de sus obras de gobierno en su marca personal y de la manera en que ha desempeñado sus cargos es la mejor vía de hacer campañas políticas, no es solamente en la época electoral es cuando se gobierna cuando mejor se demuestra lo que se es.


Por: Redacción 360 Radio

El exgobernador, exalcalde y ahora nuevamente gobernador electo, ha demostrado que, a través de sus obras de gobierno en su marca personal y de la manera en que ha desempeñado sus cargos es la mejor vía de hacer campañas políticas, no es solamente en la época electoral es cuando se gobierna cuando mejor se demuestra lo que se es.

Más de 831.000 mil votos obtuvo Aníbal Gaviria Correa, para ser elegido como nuevo gobernador de Antioquia; la campaña de Gaviria que tuvo más días de expectativa que los mismos días que duro haciendo y adelantando su campaña que no fueron mayores a 150, tiempo en el cual recorrido los 125 municipios de la difícil topografía antioqueña demostró que no es una campaña ganadora la que se inicia desde cuatro años antes, si no una campaña inteligente, precisa, concisa y respetuosa y fuera de eso que ya tenia un crédito bastante amplio con lo que significo su gobierno.

Gaviria en la opinión publica claramente como la mayoría de quienes han pasado por el poder pueden encontrar opiniones divididas, algunos quienes les apoyas, otros quienes le critican y otro que están en puntos medio, pero a la hora de la verdad cuando para hablar de obras se trata pues la ejecución que hizo Gaviria durante su pasada gobernación y alcaldía está vigente y hoy los ciudadanos pueden observar más de 12 grandes obras que este planeo y ejecutó en sus administraciones; de ahí buena parte de su éxito.

Gaviria, no solamente emprendió una campaña bajo un símbolo de unidad, bajo un mensaje de no polarización, de no confrontación de no responder agravios y eso se destacó en su primer mensaje como gobernador electo cuando reitero la necesidad del respeto entre todos y la gratitud para sus electores como también, confirmó que dejaba de ser ese gobernador para las más de 831.000 mil personas que le apoyaron sino, para todos lo antioqueños.

La capacidad de empezar a trabajar de la mano con Daniel Quintero y con la mayoría de alcalde electos del área metropolitana en menos de 72 horas demuestran en Aníbal Gaviria una persona que es visionaria, responsable y sabe gobernar, que no va allegar a perder tiempo y que sobre todo tiene claro un difícil panorama que encontrará en la administración departamental. Primero, las finanzas de Antioquia no pasan por su mejor momento y de ahí emana situaciones como la de la Fábrica de Licores de Antioquia estén en el primer orden del día de su carpeta en la oficina del piso 12 de la gobernación de Antioquia, desde luego, recuperar y poner en marcha el proyecto energético mas grande del país, Hidroituango, en donde la gobernación a través del Instituto para el Desarrollo de Antioquia (IDEA) es socio y evidentemente las situación de seguridad en el departamento, como en todo el país es lamentable y sumamente grave y el crecimiento de delitos en algunas subregiones de Antioquia como la extorción y el microtráfico no dan espera.

Aníbal Gaviria llega entonces a este cargo, el más importante del departamento, a través de un movimiento de firmas, el Movimiento es de Antioquia, quien lidero su hija este año y luego siguió recibiendo algunos avales como el del Partido Liberal, Partido de la U, Partido Verde y el del Cambio Radical, como también, el apoyo de varios sectores conservadores que fueron vitales en su campaña.

El mapa electoral de Antioquia muestra a Aníbal Gaviria con una victoria contundente en todo el departamento hasta el último boletín, Gaviria tenía el 36,09 % de los votos obteniendo una diferencia muy significativa con su principal contendor que era Andrés Guerra, a quien le saco 170.367 mil votos, Gaviria gano en la mayoría del Urabá antioqueño, excepto en Arbolete, San Pedro de Urabá, pero desde Necoclí pasando por Apartadó, Turbo, Chigorodó, Mutatá, Dabeiba y Uramita fue total ganador, en el suroeste a quien muchos daban por ser una región que acompañaría Andrés Guerra también ganó en municipios tan importantes como Jericó, Tarso, Fredonia, Abejorral, el mismo Ituango, Yolombó, Puerto Berrio, Puerto Nare, Yarumal, San Roque y desde luego en el área metropolitana pues aunque no ganó si obtuvo la mayoría de votos en el municipio de Itagüí, Caldas, La Estrella, Sabaneta y en Rionegro que para muchos fue una sorpresa, de manera que, es para Gaviria una votación que le legitima, lo deja bien parado y le da las herramientas para hacer una gobernación de grandes obras, grandes gestas y se le entrega toda la confianza para que saque al departamento de Antioquia adelante.