ANIF expone razones para bajo crecimiento de la economía colombiana y señala al Banco de La República

El panorama de la economía colombiana en el 2024 muestra un crecimiento del 1,6%, revela el DANE. Sin embargo, persisten desafíos que amenazan la reactivación, como la baja inversión y la incertidumbre en las políticas gubernamentales.

Compartir

El panorama de la economía colombiana ha estado bajo un intenso escrutinio desde el año anterior, con la llamada «reactivación» impulsada por el Gobierno Nacional para contrarrestar el débil crecimiento del 0,6% registrado en 2023. Sin embargo, a pesar de los esfuerzos por reanimar sectores clave como la construcción, la manufactura y el comercio, persisten desafíos significativos que han marcado el inicio de este nuevo año.

El panorama de economía colombiana en 2024

Por qué es importante: Los primeros meses del 2024 han sido testigos de un crecimiento del 1,6% en la economía, según datos revelados por el Departamento Administrativo Nacional de Estadística (DANE). Este incremento, aunque positivo, ha dejado perplejos a observadores tanto dentro como fuera del país.

Le puede interesar: Economía colombiana creció un 1,60% en enero de 2024

Detalles: El resurgimiento económico en enero estuvo impulsado principalmente por un notable repunte del 10,3% en las actividades primarias, que abarcan sectores como la agricultura, ganadería, caza, silvicultura, pesca, así como la explotación de minas y canteras. Sin embargo, esta brillante actuación se vio empañada por un descenso del 5% en las actividades secundarias, y un modesto crecimiento del 1% en las actividades terciarias.

A pesar de este rayo de esperanza en el panorama económico, persisten preocupaciones profundas que amenazan con socavar los esfuerzos de reactivación. El informe semanal del Centro de Estudios Anif ha arrojado luz sobre varios de estos problemas críticos.

El bajo crecimiento de la economía colombiana se debería a la demora del Banco de la República en bajar las tasas de interes
Foto: Redes sociales

Contexto: Uno de los aspectos más destacados es la baja inversión del año pasado, que sufrió una caída del 8,9%. Este declive se atribuye a una serie de factores interrelacionados, incluidas las tasas de interés por parte del Banco de la República, la incertidumbre en las reglas del juego económico y los mensajes fluctuantes del Gobierno. El endurecimiento de las condiciones crediticias, combinado con la incertidumbre política, ha llevado a una disminución en la confianza del mercado y, en consecuencia, a una menor inversión.

Le puede interesar:  Inflación en Colombia tendría una leve caída en marzo de 2024, según proyecciones de Bancolombia

Panorama General: El reto clave para la economía colombiana radica en reactivar sectores fundamentales como la construcción y la manufactura, que históricamente han sido impulsores del crecimiento. Sin embargo, esta tarea se ve obstaculizada por la persistente incertidumbre y la falta de claridad en las políticas económicas gubernamentales.

El Centro de Estudios Anif advierte sobre la necesidad imperiosa de señales claras y coherentes desde el Ejecutivo para restaurar la confianza del mercado y proporcionar certeza sobre las reglas de juego. Además, hacen hincapié en la importancia de diversificar las fuentes de crecimiento económico, en lugar de depender exclusivamente del consumo interno.

En resumen, aunque el crecimiento económico en enero ofrece un rayo de esperanza, los desafíos estructurales y la incertidumbre persistente plantean interrogantes sobre la sostenibilidad de esta recuperación. La claridad y la consistencia en las políticas gubernamentales se perfilan como elementos cruciales para despejar el camino hacia una verdadera reactivación económica en Colombia.

Lea también: Estas son las proyecciones de Banco de Bogotá para crecimiento de remesas en 2024

Última hora

Le puede interesar

[mc4wp_form id=»74432″]