Antioquia 2040: Un Diálogo Histórico de Más de 110,000 Voces

Retos, oportunidades y proyecciones a nivel de planeación en el departamento de Antioquia. Una conversación con Claudia García

Compartir

Claudia García, quien fue directora de Planeación de Antioquia en el cuatrenio anterior y líder clave en la construcción de la Agenda Antioquia 2040. Se refiere a los retos y oportunidades, al dirigir procesos de planeación estratégica y el honor de contribuir al futuro de Antioquia.

360 Revista: Claudia, ¿qué significa liderar la Secretaría en este momento crucial para Antioquia y formar parte de la agenda 2040?

Claudia García: Para mí, dirigir esta Secretaría en un momento tan significativo para Antioquia es un honor y la culminación de mi trayectoria en el servicio público y la planificación. Mi carrera, desde coordinar el observatorio de políticas públicas hasta ser subdirectora de información y evaluación estratégica, y luego asumir roles en planificación territorial, converge en este privilegio de acompañar al gobernador Aníbal Gaviria en la construcción de la planificación estratégica para el territorio.

Este proceso implica un ciclo de unos 20 años, donde he contribuido a la reflexión académica y técnica, incorporando innovaciones como el diálogo social amplio, el trabajo con disciplinas emergentes como la ciencia de datos, y el análisis de datos y emociones para incluirlos en el plan. Dirigir este equipo de trabajo ha sido esencial y gratificante. Recorrer los 125 municipios de Antioquia, conocer de cerca a las comunidades, y presenciar el surgimiento de nuevos liderazgos llena de esperanza. Mi amor por Antioquia crece aún más, y esta oportunidad de trabajar en el servicio público refuerza mi compromiso.

El gobernador usa la frase “planeación con P mayúscula”, que va más allá de la técnica, involucrando la participación ciudadana de manera efectiva. Estos cuatro años han sido la oportunidad de dirigir procesos de planeación con P mayúscula.

360 Revista: Al recibir la responsabilidad de liderar la planificación de la Agenda 2040, ¿cómo vivió ese momento y cómo emprendió la construcción de este proyecto tan grande?

Claudia García: La entrega de la planificación de la Agenda 2040 generó emociones complejas. Por un lado, reflexioné sobre mi trayectoria de más de una década en planificación, reconociendo cómo diversas posiciones previas contribuyeron a conectar los puntos y brindaron oportunidades de servicio. Experimenté una profunda humildad al comprender que los desafíos y fenómenos eran aún más complejos de lo inicialmente diagnosticado, pero también que las potencialidades superaban cualquier previsión.

Es crucial destacar el papel del equipo técnico que dirigí durante estos cuatro años. Sin su apoyo y dedicación, este logro no hubiera sido posible. Este equipo, conformado por apasionados conocedores del territorio, contribuyó con su liderazgo y conocimiento, cerrando brechas y enriqueciendo el proceso.

El Gobernador Aníbal Gaviria desempeñó un papel fundamental al creer en la planificación, los procesos de reflexión territorial y la participación ciudadana. Su liderazgo respaldó la centralidad de la planificación a largo plazo en el gobierno, proporcionando recursos, tiempo y apoyo necesario para el avance de las iniciativas.

Este proceso, además de ser enriquecedor, implicó aprendizajes constantes. La aplicación de un modelo teórico y conceptual de planeación estratégica a gran escala, con más de 100,000 participantes, representó un desafío. La ética de considerar cada voz, sin importar la distancia geográfica, se tradujo en la presencia en cada municipio de Antioquia. La convicción de que ninguna voz es periférica, incluyendo niños, niñas, víctimas, comunidades indígenas y étnicas, guio las decisiones.

Le puede interesar:  El gobernador Andrés Julián Rendón reveló el número de estudiantes que llevan años sin graduarse de la Universidad de Antioquia ¿A qué van?

El equipo técnico, compuesto por cientos de profesionales comprometidos, recorrió todo el territorio, diseñando metodologías adaptadas a distintos grupos. La valoración de estas voces, junto con indicadores técnicos, enriqueció el proceso y generó innovaciones cruciales para la toma de decisiones en políticas públicas. En resumen, la dirección de este proceso fue posible gracias a un equipo dedicado, un liderazgo gubernamental sólido y la convicción de la importancia de todas las voces en la construcción del futuro de Antioquia desde el presente.

360 Revista: ¿Cuándo detectaron que era necesario hacer una agenda Antioquia 2040 que conlleva también a tener el primer banco de proyectos territoriales del país?

Claudia García: La planificación exitosa en Medellín y Antioquia, respaldada por acuerdos sociales sólidos y liderazgos destacados, ha marcado la diferencia en nuestra región. La iniciativa de la Agenda Antioquia 2040 y el primer banco de proyectos territoriales se gestó a partir de un exhaustivo análisis de más de 100 antecedentes de planificación, incorporando lecciones aprendidas de la visión Antioquia Siglo XXI y otros ejercicios previos.

Desde el gobierno de Aníbal, se incluyó la convocatoria para repensar el futuro de Antioquia, considerando contextos emergentes como la declaración de emergencia climática. Esta acción reconoció la vulnerabilidad y la necesidad de ser resilientes al cambio climático, abordando no solo agendas planetarias, sino también la protección de comunidades mediante medidas de adaptación, como soluciones basadas en la naturaleza.

La pandemia de COVID-19, lejos de considerarse un obstáculo insuperable para la planificación, resaltó la importancia de desarrollar capacidades. Los territorios con sistemas de comunicación sólidos, redes sociales efectivas y conexiones territoriales seguras demostraron ser más efectivos en afrontar los desafíos. Ante la adversidad, los antioqueños demostraron un compromiso espectacular, participando activamente en talleres y contribuyendo a la construcción del futuro.

La coyuntura actual en Antioquia, marcada por proyectos de infraestructura de décadas planificados, como los puertos, el túnel Guillermo Gaviria y las vías 4G, plantea oportunidades para redefinir vocaciones, densidades y territorios. Este momento convocó a una conversación crucial, resaltando el compromiso de la comunidad, que, a pesar de las dificultades logísticas, demostró un interés significativo en participar en la construcción del futuro.

La Agenda Antioquia 2040 se centra en tres aspectos clave: la movilización de fuerzas sociales para construir esa visión en el presente y el futuro; la gestión unificada para mantener el impulso colectivo. Este proceso de diálogo democratizante que busca involucrar a diversas fuerzas sociales, desde comunidades remotas hasta líderes empresariales, en la construcción de un futuro sostenible y resiliente; y la definición de una visión de largo plazo acordada por toda la región, pero no es cualquier visión, es la que se puede acordar y en la que además podemos movilizar fuerzas sociales para construirla en el presente y en el futuro, es lo que yo diría que nos lleva a construir la agenda.

Le puede interesar:  Desafíos meteorológicos y falta de luces de protección afectan operación en el José María Córdova

360 Revista: Antioquia es un departamento limitado en recursos económicos y esa gestión siempre va a ser un reto para el gobernador, ¿qué recursos tiene la agenda y el banco de proyectos económicos, entendiendo la limitación del departamento?

Claudia García: Es una pregunta muy importante, ya que la planificación en Antioquia aborda tanto los propósitos como los instrumentos para llevarlos a cabo. Existe una cadena de valor que abarca desde la planificación hasta la financiación, y para facilitar este proceso, hemos establecido un banco de proyectos.

Este diálogo, convocado por la Gobernación de Antioquia, requiere garantías, esfuerzos y plataformas para llevar a cabo este ejercicio técnico. Sin embargo, es importante destacar que esta no es solo la agenda de la gobernación, sino del territorio en su conjunto. Los propósitos que hemos construido, la visión a largo plazo de convertir a Antioquia en el corazón verde de América, con características equitativas, educativas, competitivas, sostenibles, multiculturales y en paz, generan acciones específicas.

Además, hay rutas estratégicas y objetivos tanto de los proyectos gubernamentales como de aquellos a nivel municipal y nacional. Este enfoque involucra a diversos actores, como empresarios, instituciones públicas, organizaciones sociales, cooperación internacional y filantropía, alineados en la misma dirección.

En términos metodológicos, es similar a la financiación de iniciativas como «hambre cero» de la ONU, donde múltiples fuentes contribuyen para abordar un objetivo común. Del mismo modo, la agenda en Antioquia busca una colaboración integral que justifica el esfuerzo y la inversión colectiva en la transformación del territorio.

Proyecciones con la nueva Gobernación de Antioquia y la proyección de Antioquia 2040

360 Revista: Ante la llegada de una nueva administración y la tramitación de un plan gubernamental, ¿cómo se integrará la Agenda 2040? Como antioqueña, ¿cuál mensaje tiene para esta administración?

Claudia García: La Agenda 2040 es un marco estratégico con movilizadores, rutas y un banco de proyectos. En Antioquia, alineamos nuestro portafolio de políticas públicas con esta agenda a través de 14 planes complementarios en áreas como alimentación, logística y transporte. Los proyectos se incorporan en los instrumentos de toma de decisiones.

En la construcción del plan que guiará la inversión gubernamental, invito a los líderes a aprovechar la oportunidad de escuchar las voces de miles de antioqueños comprometidos con la región. Se trata de acordar rutas significativas para todos, abordando la equidad, el futuro de la educación, las capacidades territoriales, la acción climática, el bilingüismo y la reducción de pobreza, violencia y hambre en Antioquia.

Es una agenda del territorio con una valiosa oportunidad de incorporar las reflexiones de la comunidad. Aunque es un camino largo hasta el 2040, la nueva administración recibe la posta para continuar esta travesía. La movilización ciudadana y la gobernanza horizontal son clave para alcanzar los sueños compartidos por más de 110,000 antioqueños, marcando un periodo de diálogo y reflexión que deja en manos de la administración venidera la responsabilidad de dar continuidad a este proceso.

LEA TAMBIÉN: Andrés Julián Rendón busca revivir frentes de seguridad en Antioquia

[tds_plans_description year_plan_desc="JTIw" month_plan_desc="JTIw" free_plan_desc="UHVibGljaWRhZA==" horiz_align="content-horiz-center" f_descr_font_size="10" tdc_css="eyJhbGwiOnsibWFyZ2luLXRvcCI6IjQwIiwiZGlzcGxheSI6IiJ9fQ=="]

Última hora

Le puede interesar

[mc4wp_form id=”74432″]