Anuncian protestas contra el alcalde de Bucaramanga

Foto: Vanguardia Liberal

A las protestas solicitando que se quite la medida del pico y placa, se le sumará una nueva relacionada con los recortes en los horarios de atención al público.


Por: Miguel Vélez Tirado

En esta oportunidad hay un malestar entre los comerciantes del centro de la ciudad de Bucaramanga debido al recorte en los horarios en los establecimientos de comercio (bares, tabernas, restaurantes), impuestos de forma sorpresiva por la Alcaldía de dicha ciudad el pasado 6 de febrero. Cabe recordar que anteriormente hubo un ´cacerolazo´ por imponer la medida de pico y placa en el mismo sector.

El alcalde Rodolfo Hernández Suárez, mediante la resolución No. 0008, del 6 de febrero de 2017, les ratificó a los comerciantes formales que solo pueden ofrecer sus servicios, de domingo a jueves hasta las 12 de la noche, y los fines de semana hasta las 2:00 a.m. Voceros de esos puntos de expendio aseguraron que esta medida “representa un nuevo golpe para sus bolsillos”.

“No entendemos la política del actual Gobierno Local, que insiste en llevarnos a la ruina a los cerca de 910 establecimientos nocturnos afiliados y, por ende, provocar el despido de al menos 500 personas que laboran junto a nosotros”, aseguró uno de los voceros.

Las razones del alcalde para tomar las respectivas medidas se deben a que vecinos del sector se quejaron por el alto nivel de ruido que generan dichos establecimientos comerciales y por las riñas que allí se presentan.

Finalmente, Alejandro Almeyda Camargo, director ejecutivo de la Federación Nacional de Comerciantes, Fenalco, “se deben buscar medidas con la Policía y el Gobierno, en búsqueda de la mejor opción, acatando la ley”, quien también agregó que “todos debemos poner de nuestra parte para una sana convivencia. Creo que el diálogo es la mejor salida”.