Archivan investigación en contra del escolta que disparó a Legarda

Fotografía: Telemedellín

De acuerdo con la Fiscalía, se trató de un caso fortuito al disparar su arma para evitar un caso de hurto, motivo por el que se decidió precluir la investigación.


Por: Redacción 360 Radio

El Juez 9 Penal del Circuito de Medellín tomó este viernes la decisión de archivar la investigación que se llevaba a cabo en contra del escolta Jesús Alberto Alarcón Ocampo, quien le disparó al cantante y Youtuber Fabio Legarda, en hechos ocurridos el pasado 7 de febrero.

Con 10 pruebas de videos de cámaras de seguridad, el análisis de la trayectoria de las balas y la narración de los testigos del caso, la Fiscalía argumentó legítima defensa.

Es decir, la Fiscalía logró demostrar que Alarcón Ocampo disparó su arma para evitar un caso de hurto y que, de “manera infortunada”, una de las balas terminó impactando al joven músico.

“La investigación también demostró que todos los impactos estaban agrupados, que el escolta tiene sus papeles en regla y que la empresa de vigilancia cuenta con todos los permisos de operación vigentes”, precisó el fiscal del caso en la solicitud de preclusión.

De igual forma, el informe de balística reveló que el escolta disparó seis veces para defenderse de los delincuentes que pretendían robar un reloj y una de esas balas que ingresó por la ventana del carro en el que iba Legarda fue la que acabó con la vida del Legarda

“Investigadores y expertos forenses establecieron que durante los hechos ocurridos el pasado jueves 7 de febrero, en el barrio El Poblado de Medellín, el escolta disparó su arma en seis oportunidades, de las cuales cuatro impactaron a Ardila Valencia, otro a su presunto cómplice y el último, de manera infortunada, al cantante. Es decir, un disparo no impactó en los delincuentes y fue ese el que le quitó la vida al joven artista”.

Finalmente, la Fiscalía pidió que no se investigue al escolta por la muerte de Jorge Ardila quien, según la entidad, fue una de los delincuentes responsables del hurto frustrado.