Avantel entra en reorganización para evitar quiebra

El operador no se presentó a la subasta del espectro y está en deuda con otros proveedores de redes.


Por: Redacción 360 Radio

El operador de telefonía móvil Avantel fue aceptado para entrar en proceso de reorganización, un mecanismo de la ley de quiebras para buscar rescatar a compañías que están en crisis.

La compañía está inmersa en deudas, que con Claro superan los $5.000 millones, con Movistar de cerca de $20.800 millones, y $26.000 millones con Tigo.

Este último, Tigo, desconectó esta semana de manera provisional a los usuarios de Avantel que estaban en su red con el servicio de roaming automático nacional de datos, aunque la compañía les hizo cambio de red para que no se quedaran sin el servicio. Según Tigo, sumando facturas la deuda con ellos ascendería a $37.000 millones.

Con la entrada a reorganización, se suspenden los embargos para que las empresas puedan operar y a Avantel le beneficia por el temor permanente a que sus proveedores los desconecten de sus redes y antenas, como lo hizo Tigo en el mes de octubre. 

“Hoy nuestros clientes están en la red de roaming de Movistar y Claro y, con la ley de insolvencia, ni Movistar ni Claro podrían hacer nada similar”, afirmó el presidente de Avantel, Ignacio Román.

Avantel no se presentó a la subasta del espectro de 700, 1.900 y 2.500 MHz, que dará la ventaja de tener infraestructura propia y ampliar cobertura en los próximos 20 años, porque la situación del roaming en el país es “injusta, arbitraria y anticompetitiva”, según dijo su presidente Román.

Finalmente, Avantel espera que las reglas sobre roaming cambie próximo año y mientras tanto se concentrará en operar en los puntos donde ya hace presencia, en lugar de buscar una mayor cobertura.