sábado, agosto 13, 2022
More

    “El avión de Lamia estuvo muy cerca de las otras aeronaves”: controladora Yaneth Molina

    Yaneth Molina indicó que la fatídica noche el piloto de LaMia ignoró todos los protocolos de seguridad y terminó prácticamente encima de tres aeronaves que se disponían a aterrizar.


    - Advertisement -

    Por: Luis Enrique Castro.

    Yaneth Molina era la controladora que se encontraba en la torre de control del aeropuerto José María Córdoba, la trágica noche del 28 de noviembre donde se estrelló el avión de LaMia y dejó 71 muertos. En el accidente fallecieron futbolistas del Chapecoense, directivos del club y periodistas.

    Molina fue la última en tener contacto con el piloto Gustavo Quiroga y aseguró en dialogo con Blu Radio que la tragedia pudo ser mucho peor.

    La fatídica noche el piloto de LaMia ignoró todos los protocolos de seguridad y terminó prácticamente encima de tres aeronaves que se disponían a aterrizar, aseguró Molina.

    “El avión de Lamia estuvo muy cerca de las otras aeronaves, como a una milla (1.500 metros) cuando lo recomendado son mínimo cinco millas, lo que pasó pudo ser peor”, Indicó la funcionaria. Además la mujer expresó que esa noche tenía otras ocho aeronaves a su cargo y que su trabajo era “mantenerlos separados y guiarlos para el aterrizaje”.

    El accidente de LaMia

    Los minutos previos a la tragedia fueron de gran tensión porque el piloto no escuchaba ni acataba órdenes, igualmente, la controladora recordó que esa noche había un avión de Lan por debajo de LaMia y dos de Avianca muy cercanos. Para evitar un choque tomó medidas y empezó a desviar las otras aeronaves.

    Además, Molina expresó que Quiroga no notificó nada raro esa noche y que para sobrevolar Cerro Gordo (que pasará a llamarse Cerro Chapecoense), los aviones deben estar a 10.000 pies para superarlo. “Yo estaba tratando de guiarlo pero antes de pasar el cerro tuvo la falla eléctrica total y se perdió del radar”, añadió.

    Molina además contó que desde el momento del accidente se encuentra con ayuda psicológica y no ha vuelto al oficio en la torre de control, al cual espera retornar en enero de 2017. La funcionaria tiene 22 años de experiencia en el cargo.

    Un informe presentado por el gobierno de Bolivia el pasado 20 de diciembre señala que la culpa del accidente es de la aerolínea boliviana LaMia y del piloto de la aeronave que se estrelló, Miguel Quiroga, fallecido en el siniestro.

     

     

    360 Radio necesita tu colaboración para seguir informando

    ¿Quieres contribuir a la expansión y consolidación de 360 radio?

    Quiero Ayudar
    spot_img

    Yaneth Molina indicó que la fatídica noche el piloto de LaMia ignoró todos los protocolos de seguridad y terminó prácticamente encima de tres aeronaves que se disponían a aterrizar.


    - Advertisement -

    Por: Luis Enrique Castro.

    Yaneth Molina era la controladora que se encontraba en la torre de control del aeropuerto José María Córdoba, la trágica noche del 28 de noviembre donde se estrelló el avión de LaMia y dejó 71 muertos. En el accidente fallecieron futbolistas del Chapecoense, directivos del club y periodistas.

    Molina fue la última en tener contacto con el piloto Gustavo Quiroga y aseguró en dialogo con Blu Radio que la tragedia pudo ser mucho peor.

    La fatídica noche el piloto de LaMia ignoró todos los protocolos de seguridad y terminó prácticamente encima de tres aeronaves que se disponían a aterrizar, aseguró Molina.

    “El avión de Lamia estuvo muy cerca de las otras aeronaves, como a una milla (1.500 metros) cuando lo recomendado son mínimo cinco millas, lo que pasó pudo ser peor”, Indicó la funcionaria. Además la mujer expresó que esa noche tenía otras ocho aeronaves a su cargo y que su trabajo era “mantenerlos separados y guiarlos para el aterrizaje”.

    El accidente de LaMia

    Los minutos previos a la tragedia fueron de gran tensión porque el piloto no escuchaba ni acataba órdenes, igualmente, la controladora recordó que esa noche había un avión de Lan por debajo de LaMia y dos de Avianca muy cercanos. Para evitar un choque tomó medidas y empezó a desviar las otras aeronaves.

    Además, Molina expresó que Quiroga no notificó nada raro esa noche y que para sobrevolar Cerro Gordo (que pasará a llamarse Cerro Chapecoense), los aviones deben estar a 10.000 pies para superarlo. “Yo estaba tratando de guiarlo pero antes de pasar el cerro tuvo la falla eléctrica total y se perdió del radar”, añadió.

    Molina además contó que desde el momento del accidente se encuentra con ayuda psicológica y no ha vuelto al oficio en la torre de control, al cual espera retornar en enero de 2017. La funcionaria tiene 22 años de experiencia en el cargo.

    Un informe presentado por el gobierno de Bolivia el pasado 20 de diciembre señala que la culpa del accidente es de la aerolínea boliviana LaMia y del piloto de la aeronave que se estrelló, Miguel Quiroga, fallecido en el siniestro.

     

     

    Ultimos articulos

    Lo más leido

    Mantente al día con las noticias

    de Colombia y el Mundo, de la mano de

    360 Radio Colombia

    Suscríbete a nuestro Newsletter

    Correo electrónico

    Mantente al día con las noticias

    de Colombia y el Mundo, de la mano de

    360 Radio Colombia

    Suscríbete a nuestro Newsletter

    Correo electrónico