Bien ida

Compartir

Tuvo que pasar muchísimo tiempo y que la lista de desastres, claramente indefendible, cada uno más grueso que el otro, se acumularan en problemas, en actuaciones en la línea de la legalidad, en malas formas y maneras para que la ministra Irene Vélez saliera del gobierno Petro.

 

Editorial 

A menudo los funcionarios públicos olvidan con dolo o símbolo, por ingenuidad, ignorancia, o por soberbia, o porque el poder realmente muestran lo que son de los cargos públicos, por lo menos en Colombia, hasta el momento y hasta que la democracia, siga vigente, tienen un tiempo de caducidad de 4 años, tanto para los gobiernos locales, como para el Gobierno Nacional y eso sí, mandatario de turno no decide moverlo del lugar o echarlo.

Eso hace que miles de funcionarios que nunca han tenido capacidad económica, que no han salido del país, que nunca han tenido poder, que nunca han sido jefes, incluso muchos nunca han trabajado en una empresa privada, pues, se tomen esos efímeros cargos como designaciones sagradas en un reinado árabe en donde los pueden hacer decir, quitar, poner, donde ellos son quienes tienen la verdad absoluta, donde nadie les puede criticar corregir o sugerir, casi que hay que crear un culto mesiánico alrededor de ellos.

En Colombia esto ha pasado facturas muy costosas, muy perjudiciales, demasiado dañinas,  ejercicio de la administración pública, a la relación con el sector privado, a lo que siente la ciudadanía cuando tiene que acudir ante el aparato Estatal para cualquier simple procedimiento.

La exministra de Minas, Irene Vélez, se enganchó en sus fundamentalismos, en su sesgo, en su tesis escolares, en lo que ella creía que era el mundo, desconociendo por completo que existen, afortunadamente, mecanismos y procedimientos para construir acuerdos, consensos con base en la evidencia científica, en los datos, en lo que está probado que funciona y en lo que se puede hacer, en lo que se puede trabajar.

Le puede interesar:  Petro insiste en Constituyente argumentando que no se ha cumplido el Acuerdo de Paz

No en lo que le va apeteciendo a un funcionario, un funcionario no puede tener la capacidad de cambiar de por vida, cómo se maneja un país, solamente por haber sido un lunar las designaciones políticas de un gobierno.

Y es que Gustavo Petro, el presidente, menciona que Irene se va sin haberse perdido un solo peso, estamos de acuerdo, se perdieron millones de dólares y se perdieron por la actitud hostil de la ministra con todo el sector minero, energético y de hidrocarburos.

La ministra fue prepotente, orgullosa, fue una persona que desconoció el trabajo que se venía desarrollando en los últimos 10 años en el país, la ministra interpretó a su manera y a su conveniencia la política de transición energética y no solamente, no le entregó nada al gobierno para mostrar y así lo pudo evidenciar Petro en los últimos meses, además que espanto a la inversión.

Miles de millones de dólares se fueron del país por cuenta de la actitud de la ministra, de sus posiciones, de sus pronunciamientos y ante su capacidad de crear terror para la inversión privada.

De manera que los des caches que fueron muchos, los osos que fueron varios, los pronunciamientos inoportunos y sin fundamento, que se contaron por decenas, pasan a un segundo plano en el amarillismo y la comedia.

Lo que sí queda es que el país tuvo un retraso durante un año por cuenta de esta ministra, tuvo un perjuicio económico gigantesco que no se recupera fácil y además de eso creó innecesariamente una un ambiente negativo para un sector importante para nuestro país.

Le puede interesar:  ¿Se avecina una nueva reforma tributaria?

Ahora bien, el problema no termina, no se soluciona con la salida de Irene Vélez, está en las manos del presidente Petro ser responsable, ser objetivo, ser riguroso y estricto en escoger una persona que tenga las competencias para ostentar un cargo tan importante para la nación. No pueden ser personas que tengan ínfulas, autócratas o que intenten imponer su visión del mundo, yendo en detrimento del gobierno, de los intereses del país y cómo no de la misma estabilidad de muchas empresas y muchos colombianos.

Tarde, pero llegó esta decisión, esta noticia que nunca se debió producir por el simple hecho de que una persona como Irene Vélez debió llegar a ese cargo.

Lea también: IDEA anuncia importante impulso a Fintech de Antioquia: conozca los detalles

 

Última hora

Le puede interesar

[mc4wp_form id=»74432″]