Bogotá bajo medidas extremas: Alcaldía anunciará racionamiento de agua ante la caída en vivel de los embalses

El alcalde Carlos Fernando Galán ha anunciado medidas de racionamiento de agua en Bogotá, respondiendo a la alarmante caída en los niveles de los embalses.

Compartir

El alcalde Carlos Fernando Galán ha confirmado que la capital colombiana se someterá a racionamiento de agua ante la caída en vivel de los embalses. Esta decisión, lejos de ser arbitraria, responde a la alarmante condición en la que se encuentran los embalses del sistema Chingaza, vitales para el abastecimiento de agua en la ciudad.

Le puede interesar: Director de la DIAN aboga por una posible modificación del sistema tributario con enfoque de género

La crítica situación de los embalses y el racionamiento de agua

Bogotá bajo medidas extremas: Alcaldía anunciará racionamiento de agua ante la caída en vivel de los embalses
Bogotá bajo medidas extremas: Alcaldía anunciará racionamiento de agua ante la caída en vivel de los embalses

Panorama general: Con los niveles de los embalses Chuza y San Rafael cayendo estrepitosamente a 15.41% y 18.75% de su capacidad respectivamente, la situación no podría ser más crítica. Es importante destacar que el 70% del agua consumida en Bogotá proviene de Chingaza, lo que subraya la severidad de esta crisis hídrica. Aunque las lluvias recientes ofrecieron un breve respiro, no fueron suficientes para impactar significativamente los niveles de los reservorios.

El mandatario ha hecho un llamado vehemente al ahorro de agua, subrayando la responsabilidad colectiva de la ciudadanía en este momento crítico. La medida de racionamiento de agua, que será detallada el próximo lunes, contempla cortes programados que no afectarán a toda la ciudad simultáneamente. Se busca una implementación que considere tanto las zonas como los horarios específicos, con el fin de mitigar las incomodidades para los habitantes.

Por qué es importante: Esta no es la primera vez que Bogotá enfrenta dificultades en el suministro de agua. El fenómeno del Niño ya había puesto en jaque a la ciudad, esperando una agudización entre enero y marzo. Sin embargo, las acciones previas tomadas por la Empresa de Acueducto y Alcantarillado de Bogotá (EAAB), aunque bienintencionadas, no lograron contrarrestar la escasez. Incluso llevaron a situaciones donde el agua adquirió un color amarillo, evidenciando la grave situación.

Le puede interesar:  Planes culturales en Bogotá, Medellín y Cali: una explosión de arte y baile

De hecho, el propio alcalde Galán ya había empezado a enviar el mensaje. El pasado lunes, al referirse a la condición actual de los embalses, indicó que ya era preocupante, peor que se podría resolver con racionamiento de agua. No obstante, consideró que le preocupaba también el tema de las redes de energía que abastecen a Bogotá.

El alcalde de Bogotá, Carlos Fernando Galán, confirmó que habrá racionamiento de agua. “Tendremos que tomar medidas adicionales, de restricción, estamos analizando horarios y zonas (…) la proyección del nivel de los embalses para 2024 ya estamos por debajo”, añadió antes de iniciar la reunión con el presidente Gustavo Petro en la tarde de este jueves.

Lea también: Tribunal Administrativo de Cundinamarca aceptó la demanda contra la Cancillería por la licitación de pasaportes en Colombia

Última hora

Le puede interesar

[mc4wp_form id=»74432″]