Candidatos a la Alcaldía de Medellín que tuvieron más firmas anuladas

Quienes deciden aspirar por movimientos significativos de ciudadanos, más que una recolección de firmas para obtener la candidatura y tener el aval ciudadano, también se someten a un examen riguroso por parte de la Registraduría General de la Nación, algo bastante tedioso que es lo que termina por entregar o no la certificación, por ende, se necesitan unas pólizas para aspirar a los cargos de elección popular.


Confidenciales 360 Radio

Si la campaña obtiene el número de firmas necesarias – en el caso de Medellín son 50.000 – esta persona tendría vía libre para sacar adelante su candidatura.

Conocidos los resultados, llama bastante la atención el número de firmas que le fueron anuladas a diferentes campañas, sobre todo, en un proceso en el cual muchos de ellos presentaron cifras abultadas pero luego en la depuración, han quedado en evidencia con un número de firmas falsas, erróneas, duplicadas o con otra serie de errores.

360 Radio se basa en los certificados entregados por la Registraduría, que fueron adjuntados en este Confidencial, no en el número que anunciaron los candidatos en sus discursos, boletines o registros de inscripción.

Santiago Gómez, el candidato de “Seguimos Contando Con Vos”, presentó 198.210 registros en un total de 144 tomos. Solo alcanzó 78.219 registros válidos, eso quiere decir que, Santiago Gómez presentó más de la mitad de firmas falsas, equivocadas o erróneas.

Daniel Quintero Calle presentó 153.391 registros en 136 tomos. Quintero pasó, como se dice coloquialmente, dejando pelos en el alambrado, con 53.001 registros válidos, lo que indica que él presentó más de 100.000 firmas con errores de distintas características.

Juan David Valderrama López, del movimiento “Todos Juntos”, tuvo 51.210 firmas, pasó mucho más raspado que Daniel Quintero, apenas logró 1.210 registros por encima de lo requerido y respecto a esto, Juan David Valderrama habría presentado más de 68.000 firmas equivocadas, erróneas o falsas.

Esta información fue certificada por Marta Lucia Isaza, Coordinadora del grupo de verificación de firmas.

Quien se encuentra pendiente de la auditoría para tratar de que la Registraduría le valide las firmas presentadas, es César Hernández del movimiento “Medellín evoluciona”, a quién se le informó preliminarmente que no había alcanzado el rubro necesario de firmas para poder tener ese aval ciudadano.

Para algunos críticos consultados por este medio, presentar semejante número de firmas con bombos y platillos, sobre todo, en la candidatura de Santiago Gómez y Daniel Quintero, para luego tener porcentajes tan altos de firmas inválidas por ser falsas o equivocadas, tiene un ligero desgaste, mina la credibilidad de los ciudadanos hacia su campaña. Contar con un mínimo registro por encima de lo requerido cuestiona, no solo la organización de la campaña, sino el procedimiento que se utilizó.

Recordemos que hoy en día hay empresas cuestionadas por cobrar paquetes de firmas a distintos candidatos en los que muchos de ellos basan su confianza y terminan siendo víctimas de este tipo de situaciones, donde el número de firmas que presentan es altamente erróneo.

360 Radio adjunta los certificados de la Registraduría General de la Nación, a continuación: