Capturan a Ghislaine Maxwell, colaboradora del fallecido magnate Jeffrey Epstein

Compartir

La exnovia y asistente de Epstein fue capturada en Estados Unidos, después de desaparecer tras el suicidio del multimillonario. Se le acusa de seis delitos relacionados con la red de prostitución de menores en cabeza de su expareja.


Por: Redacción 360 Radio

Ghislaine Maxwell, quien fue la mano derecha de Epstein entre 1999 y 2006, fue capturada por el FBI en New Hampshire y hoy se presentará ante el juzgado federal de este estado, pues se le acusa de dos delitos de conspiración para persuadir a menores de que viajen para cometer actos sexuales ilegales, dos delitos de conspiración y transporte de menores con la intención de que cometan actividad sexual ilegal, y dos delitos de obstrucción de la justicia, por mentir bajo juramento. A pesar de que siempre había negado tener relaciones con la red de prostitución de menores de edad por la que iba a ser condenado, nuevamente, Jeffrey Epstein en 2019.

Al parecer, esta mujer de la alta sociedad de Inglaterra e hija de Robert Maxwell, el fallecido magnate de los medios británicos, había roto sus vínculos con Epstein desde que se le declaró culpable de abuso de menores en el 2008 y, por ende, tuvo que cumplir 18 meses de prisión; aunque contando con ventajas excepcionales como poder salir durante el día para trabajar y firmar un trato en el que cualquier persona relacionada con sus actividades fuera exenta de cualquier proceso judicial.

LEER TAMBIÉN: Andrés Pastrana aclara nexos con el abusador de menores Jeffrey Epstein

A pesar de que varias de las víctimas de Epstein, entre ellas Sarah Ransome y Virginia Giuffre, señalan a Ghislaine como la coordinadora principal de la red, es decir, quien atraía a las jóvenes, las amenazaba y las traficaba, ella siempre negó la responsabilidad. Incluso, en marzo del presente año, sus abogados presentaron una demanda millonaria a los herederos del magnate, para contrarrestar la fortuna que Maxwell había gastado en procesos legales para salir intacta de cualquier acusación. Tan solo en el año 2009 se presentaron las primeras evidencias que la relacionaban directamente como “la madame” de la red sexual y, esta vez la situación parece no estar a su favor. Deberá enfrentarse a la justicia y probar si en realidad es inocente o no.

Le puede interesar:  La SIC sanciona a 20 empresas de transporte especiales por presuntas prácticas anticompetitivas

Última hora

Le puede interesar

[mc4wp_form id=»74432″]