Colombia y Brasil jugarán un amistoso en honor al Chapecoense.

En Río de Janeiro se medirán Colombia y Brasil en enero en un amistoso que busca homenajear a las 71 víctimas mortales del accidente aéreo que ocurrió en La Unión, Antioquia, el pasado 28 de noviembre.


A través de su cuenta de twitter la Confederación Brasileña de Fútbol (CBF) anunció que las selecciones de Brasil y Colombia se enfrentarán el próximo 25 de enero en el estadio Olímpico de Río de Janeiro para brindar un homenaje a las víctimas del accidente aéreo donde murieron 71 personas el pasado 28 de noviembre en Antioquia y entre quienes estaban los jugadores del equipo Chapecoense, club que viajaba a Medellín a disputar el partido de ida de la final de la Copa Suramericana.

Además de rendir homenaje a los fallecidos, también se busca con el dinero recaudado ayudar a los familiares de las víctimas del siniestro; la noticia que sobre el encuentro del cual ya se había hablado se dio a conocer este lunes luego del estudio y revisión técnica que la propia CBF hizo a varios estadios de Brasil para ver cuál reunía las condiciones necesarias para recibir a ambas selecciones. “Por la proximidad del partido y tras la revisión técnica de los de los dos estadios, llegamos a la conclusión de que el estadio Nilton Santos (Olímpico) ofrece las mejores condiciones y exigirá una estructura de operación menor y más eficaz” afirmó Manoel Flores, director de competiciones de la CBF.

De igual forma la máxima autoridad del fútbol brasilero anunció que por no tratarse de un compromiso que está en las fechas FIFA, tanto Brasil como Colombia jugarían con nóminas alternas compuestas por jugadores de las ligas locales y que además, tanto para Tite como para Pekerman, el encuentro servirá como preparación para las fechas de eliminatoria que se jugarán en marzo.