jueves, octubre 6, 2022
More

    Colombia tiene oportunidades de producción agrícola como el açaí


    - Advertisement -

    Por: Catalina Escobar

    Colombia tiene una gran biodiversidad, nuestro suelo es fértil y produce alimentos que apenas estamos conociendo. Tal es el caso del açaí, un fruto silvestre que brota en cantidades en el Amazonas y otros departamentos cercanos, y que décadas atrás era tan desconocido para las comunidades que era desperdiciado y se botaba.

    Mientras esta semana en la ONU el presidente Petro defendía a los campesinos que cultivan coca, en el campo colombiano hay agricultores que trabajan todos los días para cultivar y comercializar alimentos que solo nuestro suelo produce. En efecto, Petro dijo que los campesinos no tienen nada más que cultivar además de la coca,  una mentira gravísima. La coca no nos alimenta, la coca solo ha generado sangre y dolor.

    En realidad, en el campo hay muchas oportunidades de producción que con el acompañamiento y protección del Estado, podría configurarse en una de las soluciones para contrarrestar los cultivos ilícitos. Hay frutos silvestres como el açaí, que son una fuente de desarrollo económico y sostenible en la agricultura. Le faltan ganas a este gobierno de invertir en investigaciones para explorar más las riquezas agrícolas del territorio colombiano, le falta compromiso para apoyar a quienes cultivan la tierra lícitamente.

    DE LA MISMA AUTORA: Inclusión forzada

    Hablemos pues del açaí, un fruto nativo de la Amazonía con grandes propiedades antioxidantes, es un “superalimento” dulce y cítrico. Según la revista Agronegocios de la Universidad de los Andes: El açaí tiene un alto contenido de antioxidantes, de vitaminas A, C y B que fortalecen el sistema inmunológico. Es un fruto energético que además proporciona beneficios para el sistema nervioso debido a su contenido de ácidos grasos esenciales (omega 3, 6 y 9) y proteínas. Es rico en fibra, lo que ayuda al sistema digestivo.

    Una investigación de Isabella Mejía Michelsen para la Silla vacía, explicaba que en zonas como el Putumayo, las familias campesinas que sembraban coca y que querían desligarse de ese tipo de producción para apostarle a los cultivos lícitos, se encontraron con un árbol nativo que producía un fruto que desconocían. Este fruto silvestre era pequeño, oscuro y crecía en abundancia en el bosque, este fruto era el Acaí. Hoy en día, estas familias del Putumayo comercializan el açaí y están generando desarrollo en su territorio.

    En Medellín, hay restaurantes como Azaí Praia Lovers en el Lleras que venden este tipo de frutos silvestres de cosechas de familias campesinas que están haciendo la diferencia en un contexto difícil. En efecto, apoyar emprendimientos como Azaí Praia Lovers, es aportar un granito de arena al trabajo de los campesinos del país que luchan por mantener a flote sus cultivos lícitos, que le apuestan al desarrollo sostenible en el campo y que son verdaderos constructores de paz en las regiones, a pesar de la desidia del gobierno nacional.

    No presidente Petro, a la selva NO la salvamos ahogándonos en mares de coca. Hay otros caminos.

    @cataescobarpe

    LEA AQUÍ A NUESTROS COLUMNISTAS

    360 Radio necesita tu colaboración para seguir informando

    ¿Quieres contribuir a la expansión y consolidación de 360 radio?

    Quiero Ayudar
    spot_img

    - Advertisement -

    Por: Catalina Escobar

    Colombia tiene una gran biodiversidad, nuestro suelo es fértil y produce alimentos que apenas estamos conociendo. Tal es el caso del açaí, un fruto silvestre que brota en cantidades en el Amazonas y otros departamentos cercanos, y que décadas atrás era tan desconocido para las comunidades que era desperdiciado y se botaba.

    Mientras esta semana en la ONU el presidente Petro defendía a los campesinos que cultivan coca, en el campo colombiano hay agricultores que trabajan todos los días para cultivar y comercializar alimentos que solo nuestro suelo produce. En efecto, Petro dijo que los campesinos no tienen nada más que cultivar además de la coca,  una mentira gravísima. La coca no nos alimenta, la coca solo ha generado sangre y dolor.

    En realidad, en el campo hay muchas oportunidades de producción que con el acompañamiento y protección del Estado, podría configurarse en una de las soluciones para contrarrestar los cultivos ilícitos. Hay frutos silvestres como el açaí, que son una fuente de desarrollo económico y sostenible en la agricultura. Le faltan ganas a este gobierno de invertir en investigaciones para explorar más las riquezas agrícolas del territorio colombiano, le falta compromiso para apoyar a quienes cultivan la tierra lícitamente.

    DE LA MISMA AUTORA: Inclusión forzada

    Hablemos pues del açaí, un fruto nativo de la Amazonía con grandes propiedades antioxidantes, es un “superalimento” dulce y cítrico. Según la revista Agronegocios de la Universidad de los Andes: El açaí tiene un alto contenido de antioxidantes, de vitaminas A, C y B que fortalecen el sistema inmunológico. Es un fruto energético que además proporciona beneficios para el sistema nervioso debido a su contenido de ácidos grasos esenciales (omega 3, 6 y 9) y proteínas. Es rico en fibra, lo que ayuda al sistema digestivo.

    Una investigación de Isabella Mejía Michelsen para la Silla vacía, explicaba que en zonas como el Putumayo, las familias campesinas que sembraban coca y que querían desligarse de ese tipo de producción para apostarle a los cultivos lícitos, se encontraron con un árbol nativo que producía un fruto que desconocían. Este fruto silvestre era pequeño, oscuro y crecía en abundancia en el bosque, este fruto era el Acaí. Hoy en día, estas familias del Putumayo comercializan el açaí y están generando desarrollo en su territorio.

    En Medellín, hay restaurantes como Azaí Praia Lovers en el Lleras que venden este tipo de frutos silvestres de cosechas de familias campesinas que están haciendo la diferencia en un contexto difícil. En efecto, apoyar emprendimientos como Azaí Praia Lovers, es aportar un granito de arena al trabajo de los campesinos del país que luchan por mantener a flote sus cultivos lícitos, que le apuestan al desarrollo sostenible en el campo y que son verdaderos constructores de paz en las regiones, a pesar de la desidia del gobierno nacional.

    No presidente Petro, a la selva NO la salvamos ahogándonos en mares de coca. Hay otros caminos.

    @cataescobarpe

    LEA AQUÍ A NUESTROS COLUMNISTAS

    Ultimos articulos

    Lo más leido

    Mantente al día con las noticias

    de Colombia y el Mundo, de la mano de

    360 Radio Colombia

    Suscríbete a nuestro Newsletter

    Correo electrónico