¿Cómo se reorganizará el panorama electoral a la alcaldía de Medellín?

Que un proceso democrático a la alcaldía de Medellín tenga casi 19 candidatos, es bastante preocupante, no solamente para quienes van a organizar debates para dichas campañas, sino para el electorado en general.


Confidenciales 360 Radio

Esto supone un escenario bastante complejo y bien difícil de llevar, incluso cantinflesco, porque hay candidatos y precandidatos que no tienen la más remota posibilidad de ser alcalde. Sin embargo, cada uno está en su derecho de aspirar a un cargo de elección popular según la Constitución colombiana.

El fenómeno que se ha dado en Medellín en las últimas elecciones ha sido que por lo general se termina configurando un lote de tres en los últimos dos meses y quien encabeza las encuestas, no termina ganando la alcaldía.

Basándonos en estas cuentas, tienen las mismas posibilidades de ganar quien va de tercero en las encuestas al que va de primero.

Por su parte, los que van de cuartos o quintos terminan dimitiendo en favor de alguno de los que han logrado las primeras posiciones, por cuentas de acuerdos programáticos y burocráticos.

El Centro Democrático ya cuenta con sus candidatos a la alcaldía y a la gobernación. En la primera, las apuestas se harán por Alfredo Ramos Maya, mientras que a la segunda irá Andrés Guerra Hoyos.

Este medio de comunicación ha podido identificar que las corrientes subterráneas del Centro Democrático siguen insistiendo en que la única manera de ganar las próximas elecciones es no ir por todo, sino que dividir la apuesta.

Es decir, tener un candidato propio a una de las dos posiciones, sea alcaldía o gobernación, y negociar la contra parte. Eso sí, el expresidente Uribe ha estado enterado de todos los movimientos que se han hecho y parte de esa información se la transmitido a sus candidatos.

El actual líder del Centro Democrático ha estado bastante pensativo en cómo encontrar una manera de lograr la mejor conexión entre quienes apoyan dichas aspiraciones.

Por otra parte, el Partido Liberal no ha entregado avales a la alcaldía, pero no hay duda de que el aval para la gobernación será para Aníbal Gaviria.

El Partido Conservador se terminaría inclinando por Juan Carlos Vélez a la alcaldía, mientras que a la gobernación la bendición fue para Juan Camilo Restrepo.

Partidos como Cambio Radical y el Partido de la U tomarán sus decisiones pertinentes en el mes de agosto.

El panorama a la gobernación es mucho más concreto y ligero. Nadie pone en duda que habrá un cabeza a cabeza entre Aníbal Gaviria y Andrés Guerra Hoyos, pero en cuanto a la alcaldía quienes están en la parte delantera son Alfredo Ramos, Daniel Quintero y Juan Carlos Vélez.

Santiago Gómez, uno de los candidatos relegados en las encuestas, tiene bajo su manga que es el candidato del alcalde de Medellín y esto le da algo de posibilidades reales para reemplazarlo.

Su influencia se deja ver en la instalación de más de 500 pasacalles sin regulación alguna, teniendo en cuenta que a otros candidatos solamente les autorizan 10 o 20 pasacalles.

Esto le ha dado aire en la camiseta para que en nombre de Federico Gutiérrez pida en el Centro Democrático un acuerdo en donde Gómez sea el elegido para la alcaldía a cambio de que el “federiquismo” apoye a Andrés Guerra Hoyos.

Existiendo los matices conocidos en el Centro Democrático, hay algunos que ven con buenos ojos estas propuestas.

De hecho, hay congresistas que están adelantando esta idea mientras dicen apoyar al candidato del partido, pero lo cierto es que están apuntando a que se haga un acuerdo oficial para ir por una de las dos posiciones y entregar la otra a una coalición política.

Las encuestas que serán publicadas en la primera y tercera semana de julio jugarán un rol determinante para que se tomen dichas determinaciones. 

Lo más probable, por lo que ha conocido este medio, es que si las decisiones que se tomen van en contra vía de unas bases que se han pronunciado y en contra vía de un ordenamiento normal, lógico y consecuente de la política, el mismo Centro Democrático podría estar “pegándose un tiro en el pie” y perder todas las posibilidades de ganar la alcaldía de Medellín y la gobernación de Antioquia.

Por su parte, Daniel Quintero seguirá insistiendo en sumar personas de la centro izquierda, aunque encuentra resistencia en otros candidatos que están en otros partidos para que estos no le entreguen el aval a Quintero.

La opción alterna de la centro derecha al candidato del Centro Democrático es Juan Carlos Vélez Uribe, quien ha recogido apoyos importantes de congresistas, diputados y concejales, quienes han manifestado el apoyo a la candidatura de Vélez.

Sobre las candidaturas de César Hernández y Juan David Valderrama, el primero cuenta con una excelente aceptación entre los otros candidatos y ha recibido distintas invitaciones y llamadas para hablar con estos, pues nen a él un gran activo en la campaña.

Hernández ha sido receptor de dichos halagos y saludos, ha sido amable, pero aún no toma decisiones al respecto.

Valderrama, ha dicho que seguirá hasta el final con su campaña, por lo cual lo único que podría quedar del actual panorama es que exista un acuerdo entre el Centro Democrático y el candidato Santiago Gómez.

Es probable que Jaime Cuartas desista de su aspiración cuando se confirme que el Partido Verde no entregará aval a nadie para que sea candidato a la alcaldía de Medellín y de igual manera pasaría en el partido Liberal y el de la U, dejando esta contienda con un máximo de cinco aspirantes y un panorama mucho más claro para todo el electorado.

Alcalde medellin