Con la subasta de espectro, la invitación a los operadores es a invertir

Con mayor cobertura y mejor servicio de telecomunicaciones, Colombia podrá afrontar los retos de la cuarta revolución industrial, y los sectores menos favorecidos podrán contar con una herramienta esencial para el cierre de las brechas sociales y económicasSylvia Constaín.


Por: Redacción 360 Radio

El Ministerio de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones publicó oficialmente la resolución definitiva que determina los requisitos y condiciones necesarias para participar del proceso de subasta, que otorgará permisos del uso del espectro radioeléctrico en las bandas de 700, 1.900 y 2.500 MHz.

El espectro electromagnético, propiedad del Estado, se maneja por bandas. Mientras más baja sea la banda, menos antenas se requieren para tener cobertura. Particularmente, la banda de 700 MHz permite llevar de forma eficiente servicios de banda ancha móvil.

Por su parte, la ministra Sylvia Constaín, dio conocer a través de una de sus columnas de opinión, los beneficios que tendrá el país en cuanto a este proyecto digital.

“Esta subasta es el programa de conectividad social móvil más grande y ambicioso en toda la historia del país. Para el desarrollo de la resolución definitiva, los aportes de la industria y la ciudadanía fueron clave, pues nos ayudaron a construir un proyecto más sólido, consistente y adecuado a las necesidades de las comunidades y del sector TIC. Cumpliendo con los compromisos del presidente Duque, hoy ponemos en marcha el proceso de asignación de espectro que le permitirá a millones de colombianos acceder por primera vez a Internet y mejorar su calidad de vida”, señaló la ministra TIC, Sylvia Constaín.

Esta iniciativa, permitirá ampliar la cobertura y beneficiar a la población colombiana que carece de conectividad a Internet de banda ancha móvil, principalmente en zonas rurales y apartadas del país.

De esta forma entonces, se van a generar las condiciones necesarias para que más personas puedan acceder a oportunidades a través de la tecnología en sectores como el agro, la educación, el empleo y la salud, entre otros.

Sin embargo, a diferencia de subastas pasadas, en esta se otorgará el espectro por 20 años, pues antes de la aprobación de la ley TIC, las licencias eran de solo 10 años. Además, el proceso de adjudicación de la banda de 700 tendrá un enfoque de maximización social. Es decir que la concesión no solo se hará a través de la recaudación monetaria, sino que los operadores también tendrán obligaciones de cobertura.

Por otra parte, algunos operadores reconocen el esfuerzo del Gobierno, que incluso estuvo acompañado de un cambio en el sector por la Ley TIC, sin embargo, existen algunas preocupaciones entre ellos.

“Estamos a la espera de la resolución final para tomar la decisión de participar o no. Nuestra expectativa es que, con base en los análisis y datos proveídos, el Gobierno suministre las aclaraciones e información solicitadas y defina condiciones para equilibrar el mercado, generando condiciones de competencia para operadores sin bandas bajas. La subasta debe disponer de condiciones para todos los operadores, como se ha hecho en otros países del mundo en los que, al igual que en Colombia, es evidente la desventaja competitiva que supone tener un operador sin la mezcla de bandas bajas y altas. Esto, por los mayores costos de despliegue de red y la diferencia marcada al aproximar el mercado, cuando unos tienen bandas bajas y otros no”, dijo Cataldo, de Tigo Une. Y no descartó una posible demanda contra el Estado.

Finalmente, dicha subasta tendrá lugar el día 12 de diciembre y partir de ahí, Colombia podrá afrontar los retos de la cuarta revolución industrial, y los sectores menos favorecidos podrán contar con una herramienta esencial para el cierre de las brechas sociales y económicas.