Crisis al interior del Centro Democrático en Antioquia

Aunque muchos traten de negar lo innegable el partido del ex presidente Uribe en Antioquia esta padeciendo de grandes confrontaciones al interior de sus filas. La primera pelea se da por la decisión sobre quien será el candidato oficial a la gobernación de esta colectividad, puesto que se disputa entre Andrés Guerra y Liliana Rendón (vote en nuestra encuesta de la semana ). La segunda discusión o confrontación esta centrada en la elaboración de listas al concejo de Medellín y la forma en que se están haciendo, como también la gran rivalidad entre el sector de la política clásica del partido y los que representan una nueva forma de hacer política.

Ya lo hemos señalado en recientes artículos, la ex senadora conservadora Liliana Rendón y hoy pre candidata tiene grandes resistencias en el sector empresarial, en buena parte de la opinión publica y en el mismo interior del partido. Esto ultimo gracias a unas personas que han rodeado su candidatura, se tienen serios cuestionamientos a las incoherencias de Rendón cuando fue senadora como el ataque al Uribismo mientras apoyaba  proyectos como el marco para la paz y sus numerosas salidas en falso a la hora de entrevistas y debates.

Hay quienes consideran que se tiene que trabajar lo mas rápido posible para que el partido conservador entre a una coalición y escojan un candidato a la gobernación, pues no ven que tengan grandes posibilidad haciendo fuerza ellos solos.

Existen varios congresistas que han hablado incluso de entregar sus curul si se les omite la posibilidad de hacer una especie de salvamento de voto en virtud de que no confían en la candidatura de Rendón.

Hay señalamientos muy serios dentro de esta colectividad a un precandidato al concejo por una presunta compra de lideres como también la manera en que varias personas estaban tratando de cancelar esa consulta que esta programada para el próximo 19 de abril.

Cada día son mas las voces que concuerdan en que el ex presidente Uribe se debe pronunciar contundentemente y no dar lugar a que su silencio sea aprovechado para acomodar escenarios a favor de cada interés particular.