¿Qué le aporta Juan Carlos Vélez a la administración de Daniel Quintero?

El pasado quedó atrás y si algo caracterizó a Juan Carlos Vélez en las pasadas contiendas electorales fue la neutralidad y la prudencia. En los debates siempre fue un caballero y ante tanta juventud en las campañas, terminó convirtiéndose en una especie de padre de sus rivales y nunca atacó a ninguno de sus competidores.


Confidenciales 360 Radio

No es un secreto que en muchas personas no ha caído bien el nombre del excandidato a la alcaldía de Medellín, Juan Carlos Vélez, como coordinador del equipo de empalme de Daniel Quintero con la alcaldía de Federico Gutiérrez para la Secretaría de Seguridad.

A quien fuera candidato por el movimiento, Medellín Avanza, lo recuerdan como una mano derecha del uribismo en la ciudad, especialmente por haber sido el gerente del Centro Democrático en la campaña del No durante el plebiscito por la paz que ganó esta colectividad política hace 3 años.

El pasado quedó atrás y si algo caracterizó a Juan Carlos Vélez en las pasadas contiendas electorales fue la neutralidad y la prudencia. En los debates siempre fue un caballero y ante tanta juventud en las campañas, terminó convirtiéndose en una especie de padre de sus rivales y nunca atacó a ninguno de sus competidores.

Igualmente, Vélez fue hombre que tomó respetuosa distancia de posiciones radicales, en especial de la línea política por la que era conocido, sin haber dejado de creer en la seguridad y en los derechos humanos, pero sobre todo en que había que extender la mano social del Estado.

Daniel Quintero ha manifestado en diferentes oportunidades las intenciones de tener una administración abierta a todas las posiciones políticas y lejos del revanchismo, pues su único interés está en lograr que la ciudad siga construyendo y no en vano, el electo alcalde de Medellín tuvo comunicación directa con Vélez para que sea parte de este empalme.

En tal virtud, el nombre de Juan Carlos Vélez le aportará a la administración de Quintero experiencia, gallardía, liderazgo, además de buen relacionamiento con el sector empresarial y político.

Si se analizan lo que fueron las campañas de Vélez y Quintero objetivamente, se pueden encontrar varios puntos de coincidencia, entre estos, temas como los de la jornada única, la verdadera presencia del Estado en cada uno de los corregimientos de Medellín, la revisión de la fórmula para tener unos servicios públicos más equitativos y justos, además de unas obras de infraestructura que requiere la ciudad.

Quintero lo sabe y ve en Vélez a un hombre íntegro, capaz, responsable y decente que le puede aportar mucho a su administración.