Debate sobre presunta dominancia de Claro: Operadores dan sus argumentos

Rueda de prensa avantel
Foto: Rueda de Prensa

Una rueda de prensa con representantes de Avantel, Tigo y Telefónica-Movistar, abrió el debate sobre la presunta dominancia de Claro en el mercado. Por medio de un comunicado, la compañía de Carlos Slim, respondió las diferentes afirmaciones.


Por: Redacción 360 Radio.

Después de la rueda de prensa en la que estuvieron Ignacio Román, Presidente de Avantel; Ana María Jiménez, vicepresidenta de Asuntos Corporativos de Tigo; y Fabián Hernández, Presidente y CEO de Telefónica-Movistar, Claro envió un comunicado en el que da su versión sobre cada una de las posturas que hicieron las demás compañías.

Ignacio Román señaló que el problema en el mercado de Colombia, es una falla que afecta los beneficios del consumidor. “Hay un operador que tiene más del 50% de cuota del mercado, tiene más del 65% del beneficio operativo de todo el sector (…) ese operador puede utilizar parte de sus recursos para acabar la competencia”

Román explicó que en cuatro o cinco años, podría existir un solo operador, por ende los precios en los servicios tendrían un incremento. “En cinco años se producirá un empobrecimiento de la situación competitiva del país. De seguir así, probablemente tendremos solo un operador que incremente precios y que disminuya la calidad del sector de telecomunicaciones, afectando así las tarifas para los usuarios”.

Antes estas afirmaciones, Claro respondió que actualmente en el mercado hay 9 prestadores de servicios móviles, mientras que hace 6 años, solo habían 3. Algo que ha permitido que los precios se reduzcan en un 52% en voz y 70% en datos móviles, diversificando la oferta y beneficiando el usuario.

Ana María Jiménez sostuvo que Colombia “es el segundo país más concentrado en el mercado de telecomunicaciones de los países de la OCDE y el índice HHI (medida que habla de la concentración económica en el mercado), se entiende normal hasta 2.500, Colombia es un país que tiene 3.558 entonces”.

En otros países latinoamericanos, como México y Ecuador, ya fue declarada la dominancia de Claro, por lo que para Jiménez, esto no es algo que se esté inventando en Colombia, sino algo que debería estar establecido.

Claro sostiene que el hecho de que los operadores deseen que sea declarada la dominancia, significa obligar a la compañía a que invierta más en el mercado, mientras que los otros operadores podrán gozar de los beneficios haciendo inversiones a menor nivel. En este sentido, Telefónica, siendo una multinacional, cuenta con grandes recursos para hacer inversiones a gran escala.

El representante de Telefónica aseguró que desde el año 2004 han invertido 19 billones de pesos, repartidos en infraestructura móvil. “Con toda la presencia que tenemos en las redes 3G, 4G y 4.5G, en la infraestructura fija (…) en fibra óptica somos el operador que más tiene kilómetros, este año vamos a terminar con 26 ciudades con fibra óptica y una inversión que va a permitir tener 8.400 kilómetros de fibra óptica en el país”. Aunque Claro respondió, afirmando que han invertido $15 mil millones de dólares desde que llegaron a Colombia, algo que representa el 60% de las inversiones en el sector de las telecomunicaciones.

Para Fabián Hernández, “en los países donde se ha adoptado [la dominancia] y que han funcionado las medidas, la composición y la mecánica del mercado ha sido absolutamente distinta. No significa esto que sea un castigo para un operador (…) bienvenida la inversión de Claro (…) necesitamos condiciones de inversión y seguridad jurídica”.

Hernández dijo que Claro estaba determinando las condiciones de competencia en el mercado de voz, esto perjudicaba a los usuarios, a quienes les cobraban más por llamar a operadores telefónicos diferentes.

Claro se defiende argumentando que “la CRC impuso una medida que terminó en 2016 y que obligó a Claro a pagar el doble por las llamadas hacia a Movistar, Tigo y Avantel. Por esta razón Claro tuvo un sobre costo de casi USD$300 millones en beneficio de sus competidores; un subsidio para empresas multinacionales que en palabras de la OCDE distorsiona la competencia”.

Frente a la demora de la decisión, Fabián Hernández aclaró que es un proceso complejo, donde se solicitan pruebas y testimonios, de todos modos, se le ha garantizado a Claro el debido proceso y la CRC por su parte, ha hecho los estudios necesarios de forma rigurosa para tomar la decisión definitiva.

Para Claro, el hecho de que no se haya tomado la decisión es porque no existen pruebas para declarar dominancia, más bien sería el deseo de Tigo y Movistar, para que sea tomada una decisión “que les traería billonarios beneficios, permitiéndoles evitar las inversiones en sus propias redes en Colombia”.

Mientras Jiménez, que representa a Tigo, se preguntó por qué no se ha tomado la decisión, Claro responde que en Colombia actualmente no hay evidencia de dominancia. La SIC dijo, que si bien Claro es el más grande del mercado, también obedece a las importantes inversiones que ha hecho, y que, después de 28 meses, la CRC no encontró prueba alguna para declararla dominante.