Las decisiones erradas de Epm en los últimos 10 años

Aunque muchas de las nefastas decisiones que se han tomado en Epm durante la última década no son propiamente de la actual administración, lo cierto es que la empresa parece estar en la cuerda floja. No solamente en sus finanzas, sino por sus deudas y por el camino tan complejo que tendrá que transitar para poder recuperarse de una serie errores por los que nadie dice nada.


Por: Redacción 360 Radio

Este medio de comunicación quiere plantear una serie de preguntas que son bastante válidas para el caso de Epm y sus actuaciones en los últimos 10 años, precisando que muchos de los datos que aparecen en este artículo son públicos y no parten de supuestos.

¿Qué pasó con HET Panamá?, ¿qué pasó con Ticsa México?, ¿qué pasó con Cururos Chile?, ¿qué pasó con Antofagasta y Porce III?, pero sobre todo, ¿qué pasó con Hidroituango?

En Ticsa se realizó una inversión de 113 millones de dólares que aún no da rentabilidad; Cururos, un parque eólico que fue comprado en 227 millones de dólares y terminó siendo vendiendo por 138 millones de dólares como parte de un plan de enajenaciones por la crisis de Hidroituango.

En Porce III los sobrecostos han sido descomunales, pasaron de 550 millones de dólares a 1.300 millones de dólares. Lo curioso es que allí aparecen los protagonistas de siempre: Conconcreto, Coninsa y Camargo Correa.

Lo que sería la transacción más importante de la compañía antioqueña en toda su historia, hablamos de la empresa chilena, Aguas de Antofagasta, terminó en polémicas y teniendo un sobrecosto de 562 mil millones de pesos.

Razón tenía la Contraloría General de Medellín al ordenar investigación por esto, en especial si se tiene en cuenta que Aguas de Antofagasta tenía un valor real de 1,84 billones y no de 2,4 billones de pesos.

Lo cierto es que Epm espera recibir por Antofagasta 960 millones de dólares, cuando en 2015 terminó pagando por esa compañía 965 millones de dólares…

En Panamá pasó algo muy similar: por la compra de una central hidroeléctrica pequeña, llamada Bonyic y por la que había un presupuesto de 50 millones de dólares, Epm terminó pagando 314 millones de dólares…

Lo que genera mayor malestar es que no se demandó porque, para la junta de la gerencia de ese momento, esta demanda afectaría los intereses de algunos aliados eran estratégicos.

¿Y cuáles eran esas empresas a los que no se podía incomodar? Las de siempre, Conconcreto e Integral.


Además, cabe precisar que la filial HET también denunció que el contrato se entregó a ‘dedo’ y dicen que por una avalancha, la obligatoriedad de construir una casa de máquinas subterráneas fue en lo que derivó en el escandaloso sobrecosto mencionado anteriormente.

Por los lados de Hidroituango hay que mencionar el contrato entre Epm y el consorcio CCC, el cual fue firmado por 1,8 billones, pero al que en 2018 ya le habían inyectado 3,43 billones de pesos.


Asimismo, sobre el final de la administración de Federico Gutiérrez se conoció que Mapfre solo podría responder hasta por 2,550 millones de dólares y no por los 3,9 billones que había calculado el gerente pasado.

Por otra parte, esa junta que renunció hace poco y que se mostró dolida porque no fueron tenidos en cuenta por la demanda de Epm a varios consorcios de Hidroituango (aunque era una junta nueva habían más de 10 personas que llevaban varios años en esta junta), nunca dieron explicaciones y nunca salieron a contarle a las personas porqué tomaron tan malas decisiones.


Nunca hicieron una comparecencia ante la prensa, ni Manuel Santiago Mejía, nombrado por Aníbal Gaviria Correa en 2012, ni de Andrés Bernal Correa, también nombrado en 2012.

Mucho menos Javier Genaro Gutiérrez, el cuestionado expresidente de Ecopetrol por el escándalo de Reficar y que había sido nombrado en 2016.

Mismo caso para Elena Rico Villegas, Gabriel Ricardo Maya y Alberto Arroyave Lema; ninguno de ellos dijo nada y guardaron absoluto silencio.

Ahora quienes siguen pagando las consecuencias por tan desastrosas decisiones son los usuarios a través de altas cuentas de servicios públicos.

¿Cómo fue que esta junta, una junta que ha tenido pequeños cambios, pero que se ha caracterizado por tener siempre 3 o 4 piedras angulares, pudo estar de acuerdo con el contrato de aceleración?

Esa junta estuvo de acuerdo con la construcción de un túnel sin licencia ambiental; esa junta estuvo de acuerdo con pagar altos sobrecostos por una empresa como Aguas de Antofagasta.

Esa junta dio luz verde para que Epm se embarcara en una aventura tan díscola como el Parque Eólico los Cururos y fueron los que no vieron problema en que se pagara 314 millones de dólares por una pequeña central hidroeléctrica en Panamá, cuando realmente el precio de esta era de 50 millones de dólares.

Aunque muchas de las nefastas decisiones que se han tomado en Epm durante la última década no son propiamente de la actual administración, lo cierto es que la empresa parece estar en la cuerda floja.

No solamente en sus finanzas, sino por sus deudas y por el camino tan complejo que tendrá que transitar para poder recuperarse de una serie errores por los que nadie dice nada.

360 Radio necesita tu colaboración para seguir informando

Hoy en 360 Radio necesitamos más que nunca la colaboración de nuestros seguidores para seguir al aire. Si eres lector de 360 Radio, de la Revista 360, oyente de 360 Radio en Todelar Antioquia o simplemente quieres apoyar un medio de comunicación ante la crisis que enfrentamos por la pandemia, este es el momento.

El impacto del coronavirus ha causado una pérdida significativa en la publicidad, nuestro soporte económico para seguir operando y brindar la mejor información en el momento más oportuno.

Hemos recibido cancelaciones masivas de inversión que afectan nuestro propuesto, capacidad de trabajo y poder mantener el empleo de nuestros colaboradores, a quienes necesitamos y es nuestro deseo que permanezcan demostrando su valentía ante la difícil coyuntura.

Por esto, puedes donar desde $5.000 cuantas veces lo desees, para que juntos lograremos llevar la información más completa de lo que pasa en Colombia y el mundo.

Quiero Ayudar