Dejémonos de pendejadas

Por: José Miguel Santamaría Uribe

Cuando a Colombia le pusieron el apodo de “Patria Boba” con toda la razón por cuenta de las pugnas entre criollos durante la época anterior a la independencia no sabíamos que este mote podría sobrevivir por años y siglos, hoy en día vemos confrontaciones parecidas que hacen que nuestro país no progrese.

En los últimos días han salido a la luz pública temas y propuestas que si salieran adelante podrían cambiar para bien nuestro futuro, tristemente parecen poco viables dado muchas veces por oposiciones irracionales y poco objetivas que terminan ganando.

Si Colombia ha tenido un karma durante mucho tiempo ha sido el desempleo, pocas veces ha logrado estar a un dígito, si además le sumamos a esto que la informalidad ronda el 50% y que al final serán muy pocos los que podrán llegar a tener una pensión ya que son no muchos son  los que aportan a la seguridad social entendemos que tenemos que hacer algo, pero cada vez que sale una propuesta los sindicatos salen a defender sus privilegios, no los de los trabajadores.

El salario mínimo diferencial era una propuesta muy interesante, Estados Unidos la tiene, estados como Montana tiene un salario mínimo de cuatro dólares la hora mientras que en California ronda los once dólares la hora, es lógico ya que no solamente el costo de vida en diferente por ciudad o departamento, si no que es la manera de fomentar la creación de proyectos productivos en regiones apartadas o con menos infraestructura donde sacar los productos o producir es mas difícil.

El salario por horas que se propuso por estos días puede ser el cambio que necesitamos para disminuir el desempleo, de hecho,  en el campo funciona parecido, un campesino puede trabajar en un día en diferentes fincas y lo hace por horas, los jóvenes con las nuevas tecnologías podrían hacer lo mismo, la ventaja es que ese salario por horas disminuiría la informalidad y aumentaría el ahorro a pensión, temas que hoy no suceden.

Las dos propuestas expuestas anteriormente funcionan en un país que tiene una tasa de desempleo del 3.6%, esto se llama pleno empleo, yo me pregunto si lo que tenemos hoy en día no ha funcionado porqué no probar ejercicios exitosos en otros países. Desafortunadamente la persona que las formule es tachada de lo peor, de inhumano y de querer robar a los pobres.

La reforma pensional, necesaria e indispensable para aumentar la base de cotizantes, de pensionados, para actualizarnos frente a la nueva composición familiar, los índices de mortandad y la expectativa de vida, nadie es jumbo para no devolverse, si no se hacen los cambios seguiremos ampliando el hueco pensional sin aumentar la cobertura.

Como ven son temas sensibles, que apasionan a los que hacen paros y marchas, porque ni los desempleados, ni los que no tienen pensión marchan, los que lo hacen son los empleados que tienen asegurada pensión por regímenes especiales, empleados oficiales, profesores y  jueces que tienen buenos  salarios y tendrán una buena pensión.

Tenemos que dejar de ser pendejos, necesitamos un gobierno que apueste a estos cambios así lo crucifiquen y pierda popularidad, esto no es un reinado de belleza y como dice el dicho popular “al bagazo poco caso”.