Desinformación sobre cláusulas de permanencia en telefonía móvil

Foto: baseread.com/Samunsung S9 - Iphone X

Luego de la eliminación de las cláusulas de permanencia, el acceso a teléfonos móviles de última tecnología se redujo por su alto precio. Colombia tiene un gran rezago en ese particular y afecta directamente en la competitividad y productividad del país.


Por: División TIC 360 Radio

Se ha generado una polémica por cuenta de las denuncias y advertencias que hicieron operadores móviles como Avantel, gremios como Fenalco y el congresista David Barguil del partido Conservador, en las cuales advertían que se estaba fraguando, según ellos, la posibilidad de revivir las cláusulas de permanencia para los usuarios a la hora de comprar un equipo móvil en Colombia. Es válido recordar que en el año 2014 se anularon las cláusulas de permanencia de manera que los operadores móviles dejaron de subsidiar en buena parte la posibilidad de que los colombianos tuvieran equipos celulares de alta gama. La ecuación es sencilla: el operador necesitaba garantizar unos flujos y una permanencia como en todo negocio que le permitiera cumplir responsablemente con su operación y sus metas financieras, pues vender equipos realmente no es el negocio de los operadores móviles, sino vender los planes de minutos y datos.

Está demostrado que desde la eliminación de las cláusulas de permanencia, la compra de equipos de alta tecnología se ha reducido (Samsung S8, IPhone y, 8 y Plus) y sus equipos de última tecnología, por lo cual los ciudadanos al ver que los precios subieron considerablemente, optan por comprar dispositivos de menor tecnología (2g y 3g).

Foto: Revista Semana

360 Radio Colombia estableció contacto con Nancy Patricia Gutiérrez, presidenta de Asomóvil, quien expresó lo siguiente sobre las advertencias mencionadas:“La Comisión de Regulación de Comunicaciones (CRC) identificó que una de las primordiales causas de la baja penetración del internet móvil en el país es el alto precio de los equipos, y es claro que la economía colombiana ha tenido algunas dificultades en los últimos años, por lo cual las personas han tenido menos herramientas para hacerse con terminales de alta gama”. Manifestó también que desde Asomóvil siempre ha existido esa gran preocupación por ese fenómeno, como también confirmó que los operadores han hecho esfuerzos con promociones para brindar facilidades a la hora de pagar por celulares.

Sobre la polémica en sí que se creó por la supuesta reactivación de las claúsulas, le transmitió al medio lo siguiente:“Vemos con buenos ojos que se planteen cambios que permitan reducir la brecha digital que hoy tiene el país, es un deber con los ciudadanos y siempre estamos listos para trabajar en pro del país. Creo que quienes han criticado la iniciativa han malinterpretado el texto, pues nunca dice que van a volver las cláusulas de permanencia. Ella en sí lo que busca es una mejor oferta para que los consumidores puedan acceder a las terminales móviles que les permitirán mayor capacidad para utilizar internet y a mejor precio”.

Con la necesidad imperante de consultar todas las fuentes involucradas, este medio de comunicación intentó comunicarse con el representante David Barguil para consultarle por las afirmaciones que ha hecho en medio de este debate, donde refutando cifras oficiales e indicadores probados, él ha dicho que los precios de los equipos han bajado luego de la eliminación de las cláusulas de permanencia, cosa fue desmentida por el representante de la CRC Germán Darío Arias. Barguil no lo respondió al medio de comunicación luego de varios intentos. Vale la pena mencionar otras declaraciones del congresista sobre este tema álgido antes de que tuviera respuestas de las contrapartes: “El Gobierno Nacional nos quiere dejar como regalo antes de irse la resurrección de las cláusulas de permanencia para los teléfonos 4G, argumentando que en Colombia hay un rezago respecto a otros países en la penetración de internet móvil, diagnóstico que desconoce el principal problema que es el atraso existente en materia de infraestructura, redes y antenas. Quieren obligar a todos los colombianos a comprar smartphones con planes de datos, devolviéndonos al año 2013 cuando los operadores amarraban a los usuarios con contratos interminables. En las zonas rurales la cobertura de internet sigue siendo muy baja y eso no se soluciona obligando a comprar a todo el mundo 4G”.

Foto: Colprensa

 

 

 

 

Llama profundamente la atención que el señor Barguil, quien ha sido un político estudioso y reconocido por abordar temas álgidos, haya estado desinformado en un tema tan importante. La misma suerte la corrió Fenalco, quien manifestó  que “era imposible que se revivieran las cláusulas de permanencia porque el más afectado era el usuario”. Guillermo Botero, presidente de ese gremio había manifestado que “si el usuario decide hacer uso de su derecho de cambiar de operador en cualquier momento, se arriesga a que le apliquen una cláusula que lo obligue a pagar en forma acelerada el celular o a que por mora en los pagos del servicio de comunicación móvil el operador le inactive el dispositivo. 360 se contactó con María Cristina Camejo de Fenalco para conversar sobre el particular y el comunicado sobre el mismo, pero se limitó a enviarnos un boletín de prensa dejando dudas sin resolver.

Foto: Carlos Ortega/PORTAFOLIO

El presidente de Avantel, Ignacio Román, amablemente atendió nuestra comunicación y le confirmó a este medio que sus preocupaciones siguen intactas, aun después de escuchar las declaraciones de German Arias. “Esto es un error histórico que Colombia no se puede permitir volver a vivir. Las personas puedan tomar la libre decisión de contratar el servicio con el operador móvil que más les convenga según sus necesidades; tener portabilidad numérica y escoger los modelos, marcas, precios y especificaciones de los terminales que más se adapten a sus necesidades, es una circunstancia que dinamiza el mercado y promueve el acceso a la tecnología. Decirle al usuario nuevamente que tiene que plegarse a contratos por la adquisición de un equipo con el servicio, es atentar contra su libertad y es un atentado a la libre competencia”.

A grandes rasgos es necesario inferir que existió toda clase de desinformación sobre este tema y generó una alerta innecesaria que no beneficia al mercado. 360 Radio Colombia confirmó con algunas fuentes de los protagonistas que manifestaban que era una realidad la reactivación de las cláusulas de permanencia, que ellos acusaron internamente errores al haber interpretado de una manera el texto de la CRC, razón por la cual posteriormente no permitieron que se les hiciera preguntas sobre el particular.

Quien claramente tiene la batuta en el tema es German Darío Arias, comisionado de la CRC, aclaró que no se habla de revivir las cláusulas en ningún momento, y ha invitado a quienes encendieron las alarmas sobre este particular para revisar conjuntamente de nuevo el texto. De acuerdo con la Comisión de Regulación de Comunicaciones (CRC), las cláusulas de permanencia están prohibidas en Colombia. En el proyecto de resolución en cuestión se recuerda que la Resolución CRC 5050 de 2016 consagra que “en los contratos de prestación de servicios móviles no se pueden pactar cláusulas de permanencia mínima”.

Esto propone la CRC

Foto: crcom.gov.co

 

 

 

 

 

Este proyecto tiene la intención de cambiar un artículo de la Resolución 5050 de 2016. “Los operadores podrán financiar o diferir el pago de los smartphones. Para esto, se debe celebrar un contrato independiente al de prestación del servicio”. Cosa que actualmente viene sucediendo y que no modifica la esencia del esquema, pues es claro que quien compra un móvil a cuotas en su operador, debe firmar un contrato en el que se obliga a pagar mensualmente el valor estipulado. Este contrato es adicional a la prestación del servicio y permite que los usuarios tengan mejores teléfonos móviles. El texto que Germán Darío Arias dio a conocer termina así: “En ningún caso el operador puede condicionar la celebración del contrato de prestación de servicios a la venta de equipos terminales móviles, salvo que se trate de equipos que cuenten con tecnología 4G o alguna superior; sin embargo, estos condicionamientos no pueden de ninguna manera limitar la libre elección del usuario”.

En tal virtud, no hay ningún intento por revivir las cláusulas, sino por darle al usuario mayores herramientas a la hora de comprar un celular.