Desorden con nombramientos en el Gobierno

Foto: Mónica González/Presidencia

Confidenciales 360


Luego de agotar los primeros dos círculos de poder, en teoría, se están empezando a nombrar los que estarán en entidades adscritas, direcciones, gerencias, unidades, entre otras, y el Gobierno en definitiva no ha sabido manejar la situación, fuera de que ni siquiera ha tenido en cuenta a buenas personas que apoyaron en campaña de su mismo partido y las tienen dando vueltas, han optado por sacar algunos del Gobierno Santos de una manera abrupta sin siquiera tener reemplazo.

Hoy importantes cargos como Finagro, Findeter, Fondo Nacional del Ahorro, Ugpp, Unp, Agencia Nacional de Seguridad Vial, no tienen una persona nombrada.

Diego Fernando Mora, quien es el director de la Unidad Nacional de Protección, que se encarga de brindar escoltas a exguerrilleros, figuras públicas, periodistas, entre otros, los cuales han sido amenazados, conversó con la ministra del Interior Nancy Patricia Gutiérrez, quien le habría pedido que siguiera en el cargo hasta este 31 de agosto, mientras la Casa de Nariño elegía su reemplazo, pues ya se encuentran en ese proceso. Recordemos que el Gobierno Duque se ha recostado cien por ciento en McKinsey y KPMG para hacer los nombramientos y así recibir sugerencias, algo que no ha sido bien visto porque esas dos compañías en mención van a elegir de acuerdo a sus intereses y no de acuerdo a estrategias políticas necesarias, que es lo que debería hacer cualquier Gobierno pero que Duque está haciendo un ensayo válido y respetable.

Lo cierto es que al poco tiempo de haber hablado con la ministra del interior, quien sigue sin entender la magnitud de su puesto, recibió una llamada del Palacio de Nariño donde le comunicaban que habían aceptado su renuncia, y que este le debería entregar el cargo al jefe de escoltas de la Unp. Esto trajo desconcierto en la Unidad Nacional de Protección, hubo otra llamada entre Mora y Gutiérrez, esta última le confirmó que lo entregara al jefe de escoltas y esto se elevó a otros niveles, pues el expresidente Uribe tuvo que intervenir con el fin de hacer que no le entregaran semejante responsabilidad a un jefe de escoltas que sin demeritar, pues evidentemente no tiene la experiencia para manejar toda la operación de la Unp a nivel nacional.