Los únicos beneficiados con la destrucción del sector minero-energético son los ilegales

Compartir

Como medio de comunicación queremos rechazar tajantemente todo lo que se está haciendo desde el Gobierno para destruir el sector minero-energético.

EDITORIAL


Nuestro editorial para hoy jueves 20 de octubre tratará de ser muy directo y contundente. Los únicos beneficiados con la destrucción del sector minero-energético con los ilegales, en Colombia existe un grupo terrorista que siempre ha tenido interés en este sector: el Eln, los mismos que mataron a nuestros cadetes, los mismos con los que intentaron negociar Iván Duque, Juan Manuel Santos y ahora el presidente Gustavo Petro.

El Ejército de Liberación Nacional -Eln- está influyendo directamente para que este sector se marchite en Colombia y ellos poder operar a sus anchas en todo el país, claramente no pagando impuestos, no generando empleo mucho menos prestaciones sociales.

Una muy buena pregunta para los colombianos en las regiones que prefieren que las empresas legalmente constituidas se vayan y que lleguen los ilegales es: ¿creen que ellos los van a liquidar con prestaciones, o los liquidarán con un balazo?, ¿creen que ellos van a llegar a crear condiciones de seguridad, de ambientes laborales, de construcción de colegios, vías y hospitales?, ¿prefieren esa ilegalidad o prefieren la presencia del Estado y de la empresa privada?

Es muy peligroso lo que está haciendo carrera en Colombia, y es que nuestro principal producto de exportación, siendo el petróleo, acompañado de oro, carbón, gas, minerales, los están acabando a punta de anuncios, de titulares, y nadie hace ni dice absolutamente nada. 

Screenshot 20210309 194011
Sector minero-energético. Como parte de la ‘Estrategia Ciénagas y Ríos’, dispuesta por el Fiscal General de la Nación, Francisco Barbosa Delgado, para proteger los recursos naturales y cerrar los corredores de criminalidad en el Magdalena Medio, fueron intervenidos dos gigantescos frentes de extracción ilícita de oro en Norosí (Bolívar) y Yondó (Antioquía). Foto: noticiasyrespuestas.com

LEER TAMBIÉN: Cada vez que abren la boca, sube el dólar

La minería ilegal sigue campeando, no es suficiente dinamitar unas dragas como el presidente Petro lo hizo al comienzo de su Gobierno. La minería tiene tentáculos con grupos terroristas, los cuales tienen influencia en ciertas áreas del Gobierno, esa es la verdad. Es llamativo, ¿por qué el tipo de anuncios que se hacen?, ¿qué están buscando con esta andanada de ataques contra este sector?

Le puede interesar:  La prevención y el prejuicio dificultan el consenso entre gobierno y oposición

Las personas que salieron a protestar la semana pasada en Sucre, en el Cesar, en Córdoba y en Antioquia contra la reforma tributaria del presidente Petro saben que sus empleos están en riesgo porque quieren acabar con todas estas empresas, tienen toda la razón y aunque sean pocos, pero es un millón de empleos, están siendo unas voces solitarias; no hay solidaridad del país. ¿Qué está esperando Colombia para pronunciarse en contra de esto, para salir a protestar y rechazar esta increíble capacidad de destrucción.

Como medio de comunicación queremos rechazar tajantemente todo lo que se está haciendo desde el Gobierno para destruir el sector minero-energético.

Última hora

Le puede interesar

[mc4wp_form id=»74432″]