Detrás de bambalinas del evento de empresarios que apoyó a Duque en Bogotá

Fotografía: Presidencia de la República.

Duque deberá aprovechar el apoyo que le han brindado los empresarios, pero tiene que agradecer ese apoyo con verdaderos actos y no con más discursos. El presidente debe ser consciente de que el apoyo de estos sectores tiene un límite.


Confidenciales 360 Radio

Hace unos días se llevó a cabo un evento en la Cámara de Comercio de Bogotá, en donde algunos importantes empresarios industriales y líderes gremiales le dijeron al presidente Duque que lo respaldaban porque su Gobierno era transparente, responsable y estaba encontrando las maneras de sacar al país adelante.

Lo cierto es que varias fuentes le confirmaron a 360 Radio que, aunque sí existía un ánimo sincero y honesto con el presidente de la República, además de un sentimiento de responsabilidad con el país, las conversaciones entre los empresarios no tenían buen ánimo.

Muchas de estas estaban enmarcadas por caras largas, números en rojo, indicadores en descenso, quejas y dudas sobre lo que se viene para el país, pero si había algo en lo que todos coincidían, era que lo mejor que podían hacer es mostrarle su apoyo a Iván Duque, no darle espacios al populismo o a la negatividad y decirle que lo acompañaban en sus nobles y loables propósitos.

Sin embargo, las palabras más repetidas era que “le hace falta fuerza al presidente Duque, “falta mano dura”, “tiene que ser más contundente”, “carece de carácter” o “la economía no va bien”.

Además, mostraron su preocupación máxima por el precio del dólar, las decisiones que se puedan tomar desde Estados Unidos y desde luego, las alertas por las elecciones venideras y el índice de inseguridad en las ciudades por la falta de gobernabilidad, así como los cambios sustanciales en la manera de gobernar.

Incluso algunos se arriesgaron a afirmar que se sentían en la continuad del Gobierno de Juan Manuel Santos.

No es un secreto que los empresarios siempre están con un presidente, pues saben que el valor de sus compañías y las acciones dependen de la estabilidad que tenga un país y por eso todos estuvieron de acuerdo en hacer este evento y brindarle un apoyo al presidente Duque.

Pero ojo, los apoyos duran hasta que los números de las empresas digan lo contrario, tal y como se lo mencionaba un importante empresario que habló con este medio de comunicación.

En ese sentido, Duque deberá aprovechar el apoyo que le han brindado los empresarios, pero tiene que agradecer ese apoyo con verdaderos actos y no con más discursos.

El presidente debe ser consciente de que el apoyo de estos sectores tiene un límite y este está relacionado en cómo se muevan los números, en cómo se siga comportando el precio del dólar, el desempleo.

De si habrá una nueva reforma tributaria o cómo se adelantará la reforma pensional el próximo año, pero sobre todo, en cómo el gobierno va a trabajar de la mano de la empresa privada.

No haber eliminado la ley de garantías este año, luego de que fue una promesa del presidente Duque ante gobernadores, alcaldes y empresarios, fue un error grave por parte del Gobierno, así que este será uno de los elementos que van a propiciar que la economía se enfríe durante casi 8 meses.