La loma del Campestre pide a gritos una doble calzada

La estrechez de esta vía al tener un solo carril para subir y otro para bajar, ocasiona que el tiempo de desplazamiento sea cada vez más largo entre quienes buscan llegar a la transversal Inferior o quienes se dirigen a la avenida El Poblado.


Por: Redacción 360 Radio

Las congestiones vehiculares en la loma del Club Campestre, la cual inicia en la avenida El Poblado y se extiende hasta la transversal Inferior, son monumentales.

Lo más desalentador es que ya no distingue de hora pico o hora valle y se ha vuelto común que sin importar la hora del día, los trancones sean interminables y así lo reportan varios ciudadanos en redes sociales.

Hay varios factores que influyen en estos trancones. El primero de ellos es el ingreso y la salida de vehículos al Club Campestre. Asimismo, existe una puerta contigua que da un acceso a las canchas de tenis y que también genera que se represen vehículos.

Por otra parte, hay que recordar que en inmediaciones del Club Campestre se encuentran ubicadas las oficinas de la Dian en el edificio DHL y en épocas de alto tráfico fiscal, también se congestiona esta calle debido al alto flujo de vehículos que luchan por encontrar un parqueadero en un lugar que es bastante reducido.

De igual forma, la estrechez de esta vía al tener un solo carril para subir y otro para bajar, ocasiona que el tiempo de desplazamiento sea cada vez más largo entre quienes buscan llegar a la transversal Inferior o quienes se dirigen a la avenida El Poblado.

Era presupuestado desde hace un buen tiempo que con los trabajos del Metroplús en esta zona de la ciudad se iban a hacer algunas intervenciones en la vía.

Incluso, socios del Club Campestre fueron citados a reuniones con la administración municipal para hablar de una posible sesión de fajas en esta loma, pero el proyecto ha quedado en el congelador durante la actual administración.

Se espera, según los mismos reclamos y propuestas de la comunidad a distintos candidatos a la alcaldía de Medellín, que quien sea el próximo alcalde saque este proyecto del congelador, lo destrabe y reactive las intervenciones a esta vía tan importante de la ciudad a través de una sesión de fajas.

Vale la pena mencionar, que según expertos, si se adopta esta figura no se requería ni siquiera compra de predio y se puede ajustar la loma del Campestre para que quede con la tan anhelada doble calzada.