Duque seguirá implementando la no mermelada y la no máquina aplanadora

Fotografía: www.reuters.com

Durante una entrevista con un medio de circulación nacional, el presidente Iván Duque dijo que su Gobierno ha cambiado la forma de entenderse con los congresistas y que relación con ellos debe ser basada con el respeto mutuo, por lo que el relacionamiento con el Congreso de la República seguirá manteniéndose tal y como se ha hecho.


Confidenciales 360 Radio

Durante una entrevista con un medio de circulación nacional, el presidente Iván Duque dijo que su Gobierno ha cambiado la forma de entenderse con los congresistas y que relación con ellos debe ser basada con el respeto mutuo, por lo que el relacionamiento con el Congreso de la República seguirá manteniéndose tal y como se ha hecho.

Lo dicho por el presidente Duque es bastante loable, diplomático y políticamente correcto, sin embargo, para muchos el mandatario está cayendo en un error delicado: el desempeño del Gobierno como tal, se va a medir en parte por las grandes reformas que se adelanten, las cuales en algún momento tendrán que pasar por el Congreso de la República.

Y es que las reformas venideras son bastante pesadas. No solamente se espera una reforma a la salud o al sistema pensional, sino también una reforma laboral, a la justicia y muchas más, de tal manera que, si Duque espera que los tres años restantes sean como el primero, no cabe duda que será un presidente que saldrá sin hacer grandes cambios.

Esto desde su misma concepción de la esencia de las reformas, pues si va a seguir llegando al Congreso con discursos escuetos y poco poder de convencimiento, con oratoria difícilmente sus intereses llegarán a buen término.

Alcalde medellin