-Publicidad-
Inicio Noticias Duque le dio la espalda al discurso de la oposición en el...

Duque le dio la espalda al discurso de la oposición en el Congreso

Foto: Revista Semana
-Publicidad-

El presidente Iván Duque instaló formalmente las sesiones ordinarias del Congreso de la República para el último periodo legislativo de este cuatrienio, pero no se quedó en el recinto para escuchar el discurso de la oposición.


Por: Redacción 360 Radio

La ley establece que las bancadas alternativas tienen derecho de replicar las palabras hechas por el mandatario y el Gobierno tiene la obligación de escucharlos, pero en esta ocasión, Duque designó al ministro del Interior y se retiró del Congreso.

El jefe de Estado expidió un decreto a través del cual delegó al ministro Daniel Palacios para escuchar a los parlamentos hechos por los partidos declarados en oposición. El secretario general del Senado, Gregorio Eljach, reveló que la disposición quedó consignada en “el decreto número 781 de 2021 de fecha 19 de julio, suscrito por el presidente de la República, Iván Duque Márquez”.

“En el decreto, después de su parte considerativa, dice: delegar en el ministro del Interior la función de escuchar, de forma inmediata a la terminación de la intervención del presidente de la República en la instalación de las sesiones del Congreso del 20 de julio de 2021, las intervenciones de los partidos y movimientos políticos con personería jurídica declarados en la oposición, en las cuales presentes sus observaciones y planteamientos alternativos de conformidad con lo establecido en el artículo 14 de la ley 1909 del 2018”, informaron.

-Publicidad-

LEER TAMBIÉN: Uribe promoverá ley para endurecer castigos a quienes atenten contra la Fuerza Pública

Los congresistas Antonio Sanguino, de la Alianza Verde; María José Pizarro, de la coalición petrista y Pablo Catatumbo, del partido Comunes, se encargaron de la intervención de la oposición en el Congreso.

La decisión del presidente Duque de delegar en uno de sus funcionarios el deber de escuchar el discurso, generó rechazos en la oposición. “Un saludo al presidente ausente, que no quiere oír estos discursos de la oposición”, dijo Pablo Catatumbo.

La situación recuerda a lo que sucedió el año pasado con Ernesto Macías, quien mencionó “la última jugadita”, para evitar que el presidente escuchara a la oposición en el Congreso, algo que generó un profundo rechazo, pero que no generó sanciones.  

-Publicidad-
Salir de la versión móvil