Duque intercede para lograr unidad entre Federico Gutiérrez y Luis Pérez

Confidenciales 360


En la visita que tuvo el presidente Iván Duque la semana pasada a Medellín, tenía en su agenda lograr más que una foto y enviar un mensaje de unidad, confianza y responsabilidad, hablar con los dos gobernantes sobre lo que estaba sucediendo con Hidorituango. Duque fungió como una especie de garante y escuchó cada una de las partes de lo que expresó tanto Federico Gutiérrez como Luis Pérez, tomando nota de lo que decían, pues también generaba paralelamente una línea de solución, un derrotero en donde Duque creía que los dos gobernantes se podían encontrar.

En ese mismo sentido, Duque al finalizar le pidió a los gobernantes que mantuvieran sus diferencias en privado, que trataran de acordar todo mediante un diálogo, fijando sus posiciones con respeto y que trataran de evitar que dichas confrontaciones escalaran a lo público porque no le hacía bien ni a la imagen de los dos ni a la de una empresa tan importante no solo para Antioquia sino para el país, como Empresas Públicas de Medellín.

En los últimos tiempos las relaciones entre los dos mandatarios se notaban mucho más distantes, y el presidente Duque lo notó en la inauguración del Centro de la Cuarta Revolución Industrial del Foro Económico Mundial en Medellín, al cual no fue invitado el gobernador Luis Pérez. Duque se fue con esta impresión y uno de los pendientes que tenía era lograr esta reunión. Los tres concordaron en que se tenían que mantener un respeto por las instituciones, por las instancias judiciales tanto disciplinarias como penales, y uno de los puntos que expresó Pérez con más vehemencia tuvo que ver conque él no quería atacar a Empresas Públicas, que solo quería demostrar los errores que se habían cometido y hacer ver quiénes tenían que responder por los daños ocasionados.

Gutiérrez manifestó que nunca ha estado en contra de esto pero que sí ha propendido porque la imagen de EPM se mantenga estable y que se permita que las autoridades sean las que resuelvan esto mientras que se trabaja en poner en marcha el proyecto energético más importante del país.

La foto entre los tres mandatarios se logró, los ánimos se bajaron y se espera que después de esta reunión haya un cambio de actitud por parte de los dos gobernantes antioqueños e incluso de las personas que componen sus equipos que, pueden ser quienes han caldeado los ánimos en el tema de Hidroituango.