EE.UU. retira a Colombia de la lista de países en desarrollo

Foto: Lapagina.com.sv

Brasil se pronunció señalando que la medida es negativa e ilegal “ya que se hizo de manera unilateral, sin tomar en cuenta las normas de la Organización Mundial del Comercio (OMC)”. ¿Cuáles serían las consecuencias?


Por: Redacción 360 Radio

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, anunció que Colombia, Argentina y Brasil ya no estarán en la lista de países en desarrollo, y el primero en saltar del puesto ha sido el país presidido por Jair Bolsonaro.

Y es que Brasil se pronunció enfáticamente, por medio de un comunicado, señalando que “la Confederación Nacional de la Industria (CNI) considera que la decisión de los Estados Unidos de reclasificar a los países en desarrollo, incluido Brasil, en investigaciones de medidas de defensa comercial, es negativa e ilegal, ya que se hizo de manera unilateral, sin tomar en cuenta las normas de la Organización Mundial del Comercio (OMC)”.

Según dicho organismo, la decisión reduce la importancia del sistema multilateral de comercio y Brasil necesita de ese sistema.

“Siempre es un riesgo cuando las disputas comerciales se resuelven de forma aislada por un solo país. Para la industria brasileña es esencial que la OMC se mantenga fuerte y activa”, dijo Carlos Abijaodi, director de Desarrollo Industrial de la CNI.

“Vamos a estar atentos a la secuencia de acciones que podrían dañar las exportaciones brasileñas”, Añadió Abijaodi.

Cabe destacar que para los industriales la decisión de Trump es puntual y específica para combatir subsidios desleales. En el mismo sentido, es “una advertencia de lo que está sucediendo en el mundo, lo que no se puede ignorar: que Estados Unidos mantendrá y profundizará la guerra comercial contra el desequilibrio en la competencia internacional causada por el capitalismo del estado chino”.

Es importante precisar que Colombia y Argentina aún no se han pronunciado al respecto, teniendo en cuenta que estar en esa lista tiene una serie de preferencias comerciales con Estados Unidos, que no veía con agrado que entre los beneficiados estuvieran economías como la de China, nación con la que ha entrado en guerra comercial trayendo consecuencias para el mundo.