El aborto no es un derecho humano, el derecho humano es el derecho a la VIDA

Nos quieren adoctrinar con el discurso de que la mujer tiene derecho a decidir sobre su cuerpo, pero acá no estamos hablando solo de los derechos de la mujer, estamos hablando de los derechos de esa vida.


Por: Catalina Escobar Pérez

Cuando tenías 24 semanas de gestación, tu corazón latía muy fuerte, la mayoría de tus órganos sensoriales (tacto, olfato, oído y papilas gustativas)  ya estaban desarrollados y por eso empezabas a reaccionar a los estímulos externos, medías entre 21 y 25 cm y pesabas unos 700 g. También, en este mes empezaste a abrir tus ojitos y parpadeabas con regularidad, tenías cejas y pestañas. Gracias a que en esta semana tus pulmones ya estaban desarrollados, eras lo suficientemente fuerte para sobrevivir si tu madre hubiera tenido un parto de emergencia. Tu mamita podía sentir la firmeza de tus pataditas y de repente ver tus manitos ya desarrolladas en su pancita.

Hoy en día, en el mundo están legislando por los derechos de los animales, para defender su vida, para que no los maltraten, pero al mismo tiempo, el mundo legisla y toma decisiones en contra de la dignidad humana, legislan sin pensar en los más inocentes. En Colombia la vida de un toro se defiende más que la vida de otro ser humano indefenso.

No podemos permitir que en nuestro país se siga desdibujando la vida. Nos quieren adoctrinar con el discurso de que la mujer tiene derecho a decidir sobre su cuerpo, pero acá no estamos hablando solo de los derechos de la mujer, estamos hablando de los derechos de esa vida que se está gestando en sus vientres que es un ser independiente de la madre y que también tiene derechos. En qué cabeza cabe que una vida valga más que otra o que una madre tenga más derechos que su bebé.

¡Ni siquiera es constitucional! ¿En qué parte de nuestra Constitución habla de colombianos que tengan más derechos que otros? Por el contrario el Artículo 11 de nuestra Constitución dice que “El derecho a la vida es INVIOLABLE. No habrá pena de muerte”, sin embargo, nuestros “más destacados” magistrados, dan vía libre para implementar la pena de muerte para los más indefensos.

Amnistía Internacional y Human Rights Watch celebraron la despenalización del aborto en Colombia como un triunfo para los derechos humanos. Pero, según las Naciones Unidas “los derechos humanos son los derechos que tenemos básicamente por existir como seres humanos Varían desde los más fundamentales —el derecho a la vida— hasta los que dan valor a nuestra vida, como los derechos a la alimentación, a la educación, al trabajo, a la salud y a la libertad”.[1] La realidad a la que nos enfrentamos, es que los flamantes organismos internacionales tienen agendas propias contrarias a su deber ser.

Tampoco puede verse como un tema de salud pública cuando el aborto no soluciona los problemas de fondo. El Aborto no hará que dejen de violar mujeres. El aborto no hará que los jóvenes tengan una sexualidad responsable. El aborto no hará que los jóvenes tengan fácil acceso a métodos de planificación. El aborto no hará que las mujeres eviten tener relaciones sexuales a temprana edad. El aborto no construirá un proyecto de vida para las mujeres, ni las hará conscientes de la importancia de este. El aborto no hará que los hombres se eduquen sobre estas problemáticas, que conozcan sus opciones y asuman responsabilidades. Entonces, ¿por qué hay quienes se empeñan en buscar a los culpables de estas problemáticas en los más inocentes?, ¿por qué el ser más inocente de la humanidad debe pagar por la falta de enfoque de su Estado en esas problemáticas?. Fallamos como sociedad, fallamos en nuestra humanidad cada día más golpeada. No solucionamos ningún problema, pero nos enfrentamos a un desmedido genocidio de inocentes. Por qué mejor no enfocar todos los esfuerzos en la  prevención, educación, en proyectos de vida, ¿por qué la “solución” es la más atroz?

DEL MISMO AUTOR: La sombra de la U.R.S.S.

Esto no es un tema moralista o religioso como lo quieren hacer ver, acá lo más importante debe ser defender la vida, los derechos de estos bebés que no tienen voz. Cómo no cuestionarse cuando a la Corte y algunos sectores políticos “progresistas” les parece que la cadena perpetua para violadores de niños va en contra de los derechos humanos, pero avalan, defienden y celebran el asesinato de seres humanos inocentes.

Tampoco es una lucha feminista. No se puede hablar de una lucha por los derechos de las mujeres cuando en la práctica se acabará con la vida de miles de mujeres que ni siquiera podrán nacer.

Aunque es un tema polémico,  debemos hablar de esta decisión de la Corte en reuniones con familiares y amigos, en redes sociales, debemos tomar acciones, informarnos más, ser proactivos, salir a las calles. Los próximos legisladores tendrán que buscar soluciones. Los abogados Provida del país tendrán que tomar acciones en contra de la decisión de estos 5 magistrados de la Corte Constitucional y los médicos que han jurado defender la vida, también son fundamentales en esta causa, deben dejar de ser políticamente correctos y alzar su voz. ¿Qué haremos, qué aportaremos?

Por último, MUJER: la realidad es que por abortar no dejarás de ser madre, serás la madre de un bebé que ahora estará en el cielo. Gestar una vida es un don maravilloso que DIOS nos dio solo a las mujeres.


[1] Definición de derechos humanos por las Naciones Unidas: https://www.ohchr.org/sp/issues/pages/whatarehumanrights.aspx

360 Radio necesita tu colaboración para seguir informando

¿Quieres contribuir a la expansión y consolidación de 360 radio?

Quiero Ayudar