El colapso de viajar al oriente antioqueño

Foto: Asenred.com

EDITORIAL


A pesar de la pronta inauguración del Túnel de Oriente es ya claro poder prever que este se va a quedar corto respecto a las necesidades que tiene el área metropolitana, y más que eso entender la cantidad considerable de personas que ha decidido vivir en el Alto de Las Palmas y encontrar la cantidad de colegios, universidades y oficinas que se están asentando en esta zona del oriente.

En primer lugar se lamenta el retraso de la construcción de ese túnel, obra que se debía haber inaugurado hace dos años pero que por caprichos políticos no se construyó, por un aplazamiento injustificado patrocinado por la gobernación de Sergio Fajardo Valderrama y que solamente ocasionó más colapso para todas las personas.

Hoy en día es cada vez más difícil llegar a tiempo al Aeropuerto José María Córdova por cuenta de la cantidad de tráfico que se mueve por lo anteriormente mencionado; también por la cantidad de tráfico pesado que se moviliza, entre volquetas, camiones, buses, entre otros; y, además de eso, la incompetente, retrógrada, inútil e insuficiente vía que hoy tiene Las Palmas con un peaje absolutamente caro, hace que este viaje sea ineficiente.

La solución, según quienes han estado en el poder, será el Túnel de Oriente; mientras que los ingenieros y expertos en la materia saben que esta obra no solucionará nada, sino que va a ser un paño de agua tibia, siendo una solución menor que no impactará de mayor manera la dinámica de movilidad hacia el oriente.

La actual administración departamental habló de una ampliación de la vía que va desde el mall Indiana y Sancho Paisa hasta embalse La Fe, pero ese proyecto no ha tenido mayores avances y no parece que vaya a ser una realidad en los años venideros.

Antioquia está repitiendo la misma historia que sucedió con el Túnel de Occidente. Primero se hace el túnel pero no se hacen las vías de acceso para llegar a este. Cuando el Túnel de Oriente se inaugure la calle 33, que de por sí ya está colapsada, va a terminar de colapsar igual que algunas transversales como la Superior y per se la avenida Las Palmas.

Es hora de que se avance a nivel de oriente en la creación del Área Metropolitana, es más que necesaria y que se establezca una mesa conjunta con la Gobernación de Antioquia, la Alcaldía de Medellín y Área Metropolitana del Valle de Aburrá, para propender por la creación de un plan maestro vial y de transporte público que no puede ser mayor a seis años, en donde se garantice que la conexión con el oriente antioqueño y el aeropuerto no tarde más de 20 minutos. Además, que el transporte público que se construya sea eficiente, de gran envergadura, largo aliento y garantice la movilidad para las personas en un menor tiempo posible, representando la disminución del tráfico pesado de esta importante arteria vial.

Es entonces, para los próximos candidatos a la Gobernación, imperante hacer estudios a profundidad de esta problemática, cada vez son más personas las que optan por vivir, trabajar o estudiar en el oriente antioqueño, y lo que se hablaba hace mucho años que este sería el segundo piso de Medellín ya está ocurriendo y no están tomando las acciones necesarias para estar a la altura de la situación.