- Advertisement -
Inicio Opinión Columnas El lamento bogotano

El lamento bogotano

Los números del 2022
Foto: 360 RadioCo
- Advertisement -

La persona que quiera investigar cómo funciona la Ley de Murphy, tiene la posibilidad de venir a Bogotá y conseguir toda la información necesaria para su estudio.


Por: José Miguel Santamaría

Frases como “Lo que empieza mal tiende a empeorar” son la constante de una desastrosa alcaldía que supera su inoperancia diariamente.

Tengo que decirles que desde las elecciones del 2019 tenía el pálpito que habíamos escogido mal a la persona que iba a regir los destinos de la ciudad, de hecho, traté de liderar una revocatoria de mandato que fue aplacada por la Registraduría y el Ministerio de Salud con trabas absurdas, pero nunca me imaginé la magnitud del desastre. Algunos dirán que la pandemia complicó el manejo de la ciudad. Puede que sí. Pero es que todo se ha manejado muy mal.

Podríamos empezar haciendo un comparativo entre el plan de gobierno y lo ejecutado hasta hoy. Se puede decir que cero cumplimiento. Cero meritocracia cuando es una práctica que le critica a sus adversarios políticos. Cero cuidado de los humedales, de hecho más bien ha destruido gran parte del legado de Peñalosa.

Foto: José Miguel Santamaría
- Advertisement -

Fuera de que no tiene un equipo de gobierno lo suficientemente preparado, todo se hace a la ligera sin estudios, sin planeación. Entre el manejo de Bogotá y el de una tienda de barrio no hay mucha diferencia. Se podría hacer un símil con el restaurante que vende un corrientazo de mala calidad y que lo esconde con un payaso con megáfono en la puerta o con un buen cuentero adentro.

Del mismo autor: Hegemonía parlamentaria

Cuando hablo de la falta de planeación existen las pruebas fehacientes como la hechura chambona de ciclorrutas dentro de las pocas vías existentes. Esto genera un caos en gran parte de las vías, sin contar que las ciclorrutas permanecen desocupadas, o la explosiva colocación de semáforos como si estos ayudaran a la movilidad cuando pasa todo lo contrario. Queda la duda de quiénes fueron los contratistas de estas obras y proyectos.

Sobre el tema de seguridad ni hablo, si empezara habría tema para escribir un libro. La alcaldesa ha pasado, según la última encuesta, de una aprobación del desempeño del 89 % al principio del mandato a un 37 %, y a la pregunta sobre si la ciudad empeora o mejora, el 86 % piensa que Bogotá viene empeorando. Estos datos son muy dicientes teniendo en cuenta el teflón que ha tenido Claudia López durante su vida pública.

Del mismo autor: La incoherencia de la izquierda

Bien o mal hasta ahora por cuenta de lo poco que ha hecho no ha generado tanto daño a la ciudad. Todas las cosas se pueden mejorar. Desafortunadamente la estocada final podría ser con la aprobación del Plan de Ordenamiento Territorial (POT). Este es verdaderamente malo. Todas las personas de las localidades están muy preocupadas.

El cambio de uso en algunos casos de los inmuebles, la creación de más localidades que generará más gastos de funcionamiento, y, por supuesto, la cancelación de la ALO norte lo hacen peligroso. Podría, de ser aprobado así, retrasar el crecimiento y desarrollo de la ciudad por muchos años.

Lo más grave es que todavía nos quedan más de dos años de este gobierno capitalino y no hay visos de mejora o de cambiar su manera de gobernar. Es más, cada día es peor.

La persona que quiera investigar cómo funciona la Ley de Murphy, tiene la posibilidad de venir a Bogotá y conseguir toda la información necesaria para su estudio. 7

Del mismo autor: Tenemos que cambiar el chip

«Traté de liderar una revocatoria de mandato que fue aplacada por la Registraduría y el Ministerio de Salud con trabas absurdas, pero nunca me imaginé la magnitud del desastre.»

- Advertisement -
Salir de la versión móvil