El malo del paseo…

En Medellín y Antioquia estamos orgullosos de nuestras obras, pero es claro que la mayoría de ellas tienen en los sobrecostos y adiciones, lo que a la larga se convierten en el mayor impuesto social, gracias a esa vergonzante corrupción que algunos barren y ponen con sigilo debajo del tapete; corrupción por la que nosotros como antioqueños no deberíamos estar dispuestos a pagar.


Por: Maximiliano Valderrama Espinosa

Han pasado tan solo un par de días desde que el alcalde de Medellín, Daniel Quintero Calle, anunció en compañía del Gerente de las Empresas Públicas de Medellín (EPM), Álvaro Guillermo Rendón López, que dicha empresa, la cual celebraba hace apenas una semana su sexagésimo quinto aniversario, iba a proceder instaurar acciones legales en contra de los constructores, diseñadores, interventores y aseguradores del proyecto hidroeléctrico Hidroituango, demandas que se estiman según información suministrada por el propio Alcalde en 9.9 Billones de pesos.

Lo curioso del asunto es que a la fecha, la única demanda que EPM quiso instaurar en relación con el proyecto Hidroituango y por allá en 2018, fue una más de tipo político cuando el entonces Gobernador de Antioquia, Luis Pérez Gutiérrez, Ingeniero él de la facultad de minas, cuestionó algunos errores de la obra ocasionados.

Estos al parecer por la aceleración del proyecto, situación que valga la pena dejar claro, la de la aceleración, fue permitida y avalada por la gobernación de Sergio Fajardo Valderrama, al reconocer los costos de aceleración a pocos días de que él dejara su cargo como gobernador de Antioquia, por allá en diciembre de 2015.

Recuerdo, cuando se habló acerca de instaurar esa demanda contra la voz, para muchos disonante de Luis Pérez Gutiérrez, que la invitación que nos hacía el en ese entonces Gerente de EPM, Jorge Londoño De la Cuesta, era más relacionada con un hacernos pasito o hacerle pasito a quienes tendrían claras responsabilidades en el colapso de la obra.

De hecho, manifestó que era mejor que se dieran “las discusiones, sin caer en elementos de injuria o calumnia”, eso sí, e incluso dejando claro, que la junta asesora del proyecto había rechazado la construcción de un tercer túnel de aceleración, pero al final, la misma dio su brazo a torcer.

El problema en Hidroituango seguro ha sido por culpa de algunas personas que tienen en la codicia y en el logro de sus anhelos personales su mayor motor bien sea como profesionales, dirigentes, administradores, contratistas o veedores, un evento lamentable para lo que muchos llaman el orgullo y la pujanza Antioqueña, y como tal, han sido ese par de sentimientos los mas afectados por el colapso de los túneles de desviación

Es claro que cuando colapsó Hidroituango, el manejo mediático de la Gerencia de ese entonces, en cabeza de aquel importante hombre de las encuestas que seguro caerá parado con algún nombramiento importante, y del alcalde de Medellín, Federico Gutiérrez, ante dicha tragedia para EPM, fue el vincular sentimentalmente el corazón de los Medellinenses y Antioqueños con la misma.

El opinar en contra de lo que pasaba, el mencionar eventuales hechos de corrupción y de relaciones non-sanctas entre contratistas y personas cercanas a la empresa insignia de Medellín, era para ellos estar no en contra de la corrupción, sino en contra de EPM.

Implementaron planes de ahorro en EPM, pero no limitaron las transferencias que dicha entidad realizaba al municipio y mucho menos establecieron planes de recortes en actividades suntuosas con cargo al erario, tal vez con miras a una futura campaña presidencial, para que con ello los que decían y promulgaban “contar con vos”, además se dieran el gusto de participar electoralmente con “el de Fico”.

Hoy dicen que Daniel Quintero Calle es el malo del paseo, no obstante, recuerdo claramente cuando él, incluso antes de ser candidato a la Alcaldía y haciendo proselitismo, puso unas gafas gigantes en la plazoleta de la Alpujarra al frente de la sede de la Alcaldía, buscando con ello advertir no solo al Alcalde de ese entonces, sino tal vez llegarle a quienes consideramos que no puede EPM seguir tapando lo que esas mafias de contratistas, relacionadas con Ingenieros que han vivido a costa de ella, y que muchos de los que hoy se rasgan las vestiduras o posan de dignos con una renuncia, pretenden ocultar.

En Medellín y Antioquia estamos orgullosos de nuestras obras, pero es claro que la mayoría de ellas tienen en los sobrecostos y adiciones, lo que a la larga se convierten en el mayor impuesto social, gracias a esa vergonzante corrupción que algunos barren y ponen con sigilo debajo del tapete; corrupción por la que nosotros como antioqueños no deberíamos estar dispuestos a pagar.

Son 9.9 Billones de pesos los que están en juego, lo que equivale a construir 9 túneles de oriente o poco más de 3 tranvías de la 80 (sólo para que se hagan una idea de la magnitud de lo que está en juego). Entonces pregunto ¿vamos a dejar que EPM se los eche solita al hombro?

360 Radio necesita tu colaboración para seguir informando

Hoy en 360 Radio necesitamos más que nunca la colaboración de nuestros seguidores para seguir al aire. Si eres lector de 360 Radio, de la Revista 360, oyente de 360 Radio en Todelar Antioquia o simplemente quieres apoyar un medio de comunicación ante la crisis que enfrentamos por la pandemia, este es el momento.

El impacto del coronavirus ha causado una pérdida significativa en la publicidad, nuestro soporte económico para seguir operando y brindar la mejor información en el momento más oportuno.

Hemos recibido cancelaciones masivas de inversión que afectan nuestro propuesto, capacidad de trabajo y poder mantener el empleo de nuestros colaboradores, a quienes necesitamos y es nuestro deseo que permanezcan demostrando su valentía ante la difícil coyuntura.

Por esto, puedes donar desde $5.000 cuantas veces lo desees, para que juntos lograremos llevar la información más completa de lo que pasa en Colombia y el mundo.

Quiero Ayudar