El otro megatúnel que tendrán los paisas en el 2020

El Túnel de la Quiebra tiene dos tubos de 4,2 km en doble calzada y estará listo a finales del 2020.


Por: Redacción 360 Radio

En agosto del año pasado se comenzó la construcción del segundo Túnel de la Quiebra (se llamaría túnel Iván Duque Escobar), que servirá de conexión con las otras vías de Cuarta Generación (4G) con el objetivo de reducir los tiempos entre Medellín y la Costa Atlántica y entre Medellín y Bogotá.

Con 4,2 kilómetros, este túnel tiene casi la mitad de longitud que el recién inaugurado Túnel de Oriente (8,2 km.), pero a diferencia de este, tendrá ambos tubos en operación y ambos serán en doble calzada (el de Oriente es calzada sencilla).

Ricardo López, gerente de la concesión Vías del Nus, contó que ya se logró un 90 por ciento de la excavación y se espera que a más tardar en la segunda semana de noviembre se esté logrando el cale, que es la unión de ambos lados del túnel en excavación.

“Hay que aclarar que todo el proyecto cuenta con seis Unidades Funcionales (UF) que componen 157,4 kilómetros de longitud y contempla la construcción de 24,3 km de doble calzada, 37 de calzada sencilla y el resto de rehabilitación y mantenimiento de vía. El Túnel de la Quiebra hace parte de la UF3 pero en general, Vías del Nus tiene un avance del 48 por ciento y esperamos entregarlo a finales del 2020”, informó López.

Contando ambos túneles, aún falta poco más de 1.000 metros por excavar (un promedio de 500 metros en los dos tubos) por lo que se calcula que su construcción terminaría a mediados del próximo año, pero se entregará a finales con toda la obra.

Entre las novedades que resaltó, es que a medida que van construyendo han ido pavimentando, lo que genera un ahorro de tiempo y un mejor rendimiento (600 metros/mes). De los 8,4 kilómetros totales, han pavimentado poco más de 2 km.

Si bien la inversión de todo el proyecto Vinus es de unos 1,1 billones de pesos, el solo túnel requirió un monto aproximado de 515.000 millones de pesos y su principal beneficio es que acortará de 40 a 10 minutos el paso de vehículos por el Alto de la Quiebra, una zona de complejo trayecto por su topografía, en especial para los vehículos de carga.

Así lo resaltó Luis Eduardo Gutiérrez, vicepresidente de Gestión Contractual de la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI) quien agregó que sumando las obras que se están haciendo en las seis unidades funcionales, el recorrido hacia la Costa Atlántica tendrá un ahorro de hasta 3 horas y media.