El regalo de Alfredo Ramos Maya que conmocionó a Iván Duque

Foto: CEET/360 Radio

Confidenciales 360


 

El Trigésimo Encuentro de Dirigentes del Suroeste Antioqueño no pasó desapercibido para el presidente Iván Duque, en especial por un particular regalo que le dio el exsenador del Centro Democrático y precandidato a la Alcaldía de Medellín, Alfredo Ramos Maya.

Se trata de un libro escrito en 1981 sobre el canal del Atrato, que básicamente planteaba una opción para juntar los dos océanos a través de un canal por el río Atrato. En otras palabras, un proyecto para unir al Urabá y al departamento del Chocó.

Si hacemos un flashback a la época, este proyecto fue una de las banderas principales del gobierno de Iván Duque Escobar cuando fue gobernador de Antioquia, por lo que el padre del presidente colombiano aparece muy mencionado, con varias fotos de este y cuenta muy a fondo cómo fue la propuesta de Duque Escobar en su momento.

Pues bien, el exsenador Ramos consiguió una copia de este libro y se la regaló al mandatario, quien al verlo se conmovió mucho, al punto de aguársele los ojos. Por su parte, el expresidente y actual senador, Álvaro Uribe Vélez, no fue indiferente a la situación y le pidió prestado el libro, el cual muy amablemente Duque se lo presentó y le explicó su contenido.

Y es que al líder del Centro Democrático le sonó mucho esta mega obra, la vio viable y le mostró su apoyo, pues es un proyecto que solo requiere voluntad por parte del Gobierno nacional. Asimismo, Ramos Maya cree que es una obra tan rentable que fácilmente puede ser ejecutada por los privados; el Estado no pone ni un peso y únicamente debe convertirlo en interés prioritario para que facilite la consecución de terrenos, entre otros trámites, porque lo que se construiría sería un tren que una a dos puertos.

Cabe recordar que durante el discurso de posesión del presidente el pasado 7 de agosto, este afirmó que iba a impulsar todo lo que estaba relacionado con Puerto Antioquia en la región del Urabá, por lo que el libro, “cayó como anillo al dedo”. Se trató de un tema bastante emotivo y muy coincidencial por la temática del libro y los puertos que se llevan a cabo en la popular región bananera.

En síntesis, Duque quedó muy contento y desde ya queda abierta la puerta para que, a través de un proyecto hito como este, se genere un cambio en la dinámica de Colombia, en especial en las regiones de Urabá y el Chocó. Sin lugar a duda, el país podría verse beneficiado con unos buenos puertos y un canal interoceánico vía tren que sea una alternativa al ya congestionado Canal de Panamá.

¡Amanecerá y veremos!