El sector TIC empieza a jalonar la economía

Foto: Cortesía MinTic

Este contenido hace parte de 360 Revista en su cuarta edición, la cual se distribuyó en las principales ciudades del país.


Por: Sylvia Constaín – Ministra TIC

Hace un año, cuando presentamos nuestra política sectorial, afirmamos que las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones son una herramienta fundamental para aumentar la productividad y la innovación en una economía moderna. Hoy percibimos los primeros resultados y podemos decir que las TIC comienzan a ser jalonadoras de nuestra economía.

Después de un largo periodo en el que este sector venía desacelerándose, en los dos primeros trimestres de este año el valor agregado de las actividades de información y comunicaciones creció 4,04 %, es decir, más de un punto por encima del promedio de la economía en general, que fue del 2,96 % según el Dane.

Esto es una gran noticia, pues el sector de las TIC es un habilitante para que los demás renglones de la economía puedan tener un mayor crecimiento y, lo más importante, es que estos números se reflejan en la calidad de vida de los ciudadanos, pues son sinónimo de mayor inversión y más conectividad.

Estas importantes cifras muestran los primeros resultados del trabajo que hemos venido haciendo desde el Gobierno nacional en este primer año y que se enmarca dentro del Plan TIC 2018-2022 ‘El Futuro Digital es de Todos’, el cual tiene como primer eje crear un entorno TIC para el desarrollo digital.

Aquí tenemos un gran avance con la aprobación de la Ley de Modernización del Sector (Ley 1978 de 2019), que puso la institucionalidad a la vanguardia internacional, acorde con las nuevas realidades tecnológicas; lo que genera certidumbre jurídica y da señales claras para que aumente la inversión. Además, con la creación del regulador único e independiente, se abre la posibilidad de generar una nueva regulación integral y con impactos positivos para el aumento de la inversión y el cierre de la brecha digital.

Esperamos que el sector siga creciendo a este ritmo que hemos evidenciado en estos primeros meses, pero también queremos que Colombia sea parte activa de la Cuarta Revolución Industrial y no solamente un observador. Nadie se puede quedar atrás, queremos que todos los colombianos, los que nunca han estado conectados, empiecen a hacer parte de esta sociedad digital.

Por eso, otro punto destacado de la Ley de Modernización es que enfoca los esfuerzos del MinTIC en un solo objetivo: el cierre de la brecha digital, focalizando los diferentes programas de la entidad en conectar a aquellas personas que están en las regiones más apartadas del país, en zonas rurales, y a los colombianos pobres y vulnerables.

Gracias a las condiciones que se han generado, ya arrancó la ‘gran ola de conectividad’ con la que el 100 % de los municipios del país se verán beneficiados con alguno de los programas que hemos diseñado desde esta cartera. Uno de ellos, quizá de los más ambiciosos, es con el que conectaremos 11.000 centros poblados con soluciones para que la comunidad pueda acceder a Internet a largo plazo. También vamos a conectar a más de 500.000 hogares en los estratos más bajos, pues es allí donde empezamos a cambiar vidas.

El camino no puede ser otro diferente a seguir generando más certeza jurídica y dinamizando la inversión. Es por ello que, entre las medidas para contribuir al fortalecimiento del entorno TIC, se dio inicio al proceso de subasta del espectro en las bandas de 700, 1.900 y 2.500 MHz. Trabajamos en este proceso con la mayor rigurosidad técnica, jurídica y económica, para que todos los colombianos estén seguros de que el espectro radioeléctrico será usado eficientemente para maximizar el bienestar social de nuestra sociedad.

Con estas cifras, teniendo ya un plan ambicioso, aunando esfuerzos con el sector privado y usando todas las herramientas que tenemos a nuestro alcance, podemos decir que estamos ejecutando una política de Estado en la que las TIC se convierten en un motor fundamental de la economía, y en generadoras de equidad.