EL VERDADERO PROBLEMA DE LA MOVILIDAD EN MEDELLÍN

Por: Andrés Felipe Gaviria Cano (Director 360Radio)

 

Tenemos que partir de la necesidad de entender a Medellín como Área Metropolitana, somos un conjunto de 5 municipios que estamos unidos uno al otro y que por tal virtud se requieren soluciones globales y efectivas para todos.

 

La oficina de Planeación Municipal a mediados de los años 60, inició la construcción de una vía regional expresa a lo largo del río Medellín. El Plan Piloto de la ciudad había previsto fajas de 60 metros de ancho a cada lado del cauce del río, para dar espacio al sistema de transporte que estaría compuesto por el ferrocarril nacional, metro urbano, metro expreso, sistema nacional, metropolitano y urbano de vías y un sistema de puentes que integrara los corredores transversales de transporte: calles San Juan, Colombia, la 30, la 33, la 10. Así lo confirmó el Ingeniero Rodrigo Salazar en un especial de movilidad del programa 360 Radio que se transmite en Todelar.

 

Luego del año 2004 se comenzó a advertir sobre el crecimiento desmedido del parque automotor en consideración con lo que se estaba construyendo a nivel de infraestructura en la ciudad, varias congestiones se tornaron más recurrentes y provocaban serias reflexiones entre los ciudadanos y las autoridades para evaluar que se debía hacer con el fin de evitar que Medellín sucumbiera en materia de movilidad.

 

Fue entonces en la administración de Sergio Fajardo, en el mes de Febrero de 2005 cuando de aplico la medida del ‘Pico y Placa’ para automóviles con el fin de reducir la emisión de gases contaminantes. Esta inicialmente fue la excusa para la copia de la medida que se implementó en Bogotá, pero con el pasar de los años no solo quedo permanente sino que ha sido ampliada con el fin de evitar que la ciudad colapse a las horas pico.

 

El crecimiento de la infraestructura vial en la Alcaldía de Fajardo fue nulo, se alcanzaron a inauguran unas obras que venían de la administración de Luis Pérez Gutiérrez como los Metrocables, Parque Explora, La Avenida 34, La Dobla Calzada las Palmas hasta el hotel intercontinental, Los Balsos, Obra de la Carrera 76 de Belén entre otras obras.

 

Pasando a la administración de Alonso Salazar, encontramos el inicio de unas intervenciones urbanísticas en los principales sectores de Medellín, gracias a eventos de talla internacional que tuvieron lugar en la ciudad y sirvieron para estos trabajos.

En materia de construcción de vías la obra más emblemática es el puente de la 4 sur,  la obra fue adjudicada por un valor de $71.463 millones de pesos , construcción que aún no se ha terminado en lo que respecta a obras complementarias y que su costo ya superó los $400 Mil Millones de pesos.

 

El puente de la 4 sur es una obra muy bonita, en la noche adorna la ciudad, pero en términos de efectividad tiene altos cuestionamientos pues no se entiende como no se hacen las obras complementarias en el Poblado, cuando prácticamente el puente se convirtió en un embudo que intenta movilizar el tráfico hacia la Av. El Poblado y los Balsos.

 

Ahora, en la administración de Aníbal Gaviria se han adelantado obras mediante el método de valorización, método rechazado por la mayoría de contribuyentes del poblado pues no consideran que los pagos sean justos teniendo en cuenta que por allí transitan miles de personas que no necesariamente viven en este sector.

 

Sin lugar a duda las obras que se están construyendo en El Poblado eran necesarias, ya se han entregado dos soluciones que sin embargo tienen puntos pendientes por terminar, pero que han permitido una mayor movilidad en esos sectores. Aún no se ven grandes avances en las obras de la Superior con Los Balsos e Inferior con los Balsos, pero se espera puedan culminar lo más rápido posible.

 

Al Norte nos encontramos con el Puente de la Madre Laura, obra que quizás para lo que se construyó no sea tan útil, pero que si solucionara el gran inconveniente de la difícil comunicación entre occidente y oriente para los vehículos que transitan por allí y que hoy en día se concentran en su totalidad en el puente del mico. No tanto para que la gente pueda pasar de comuna a comuna que es lo que se planteaba en el proyecto.

 

El gran proyecto de Parques del Río, pero también el más cuestionado se comenzara a construir por fases el próximo 8 de abril. Es un proyecto que ha tenido diferentes valores a través de estos tres años, lo cierto es que a hoy esta obra cuesta $ 4 Billones de pesos y se tardaría 12 Años, así lo afirmo Antonio Vargas Gerente del proyecto en una entrevista reciente al programa Infrarrojo en Teleantioquia.

 

Teniendo en cuenta todo esto, está claro que la administración del Alcalde actual Aníbal Gaviria ha avanzado importantemente con obras de infraestructura que ayudarán en algo al problema de movilidad.

 

El gran problema de la movilidad en Medellín y principalmente de su principal corredor vial que es el Río Medellín, es la falta de puentes vehiculares que conecten al oriente y occidente de la ciudad, que es uno de los grandes cuestionamientos de parques del rio, que un proyecto de $ 4 Billones no contemple un solo puente sobre el río como tampoco se entiende la cantidad de dinero que se invirtió al puente de la 4sur, que según estudiosos del tema se pudieron construir cerca de 4 puentes sobre el rio con esa gran suma de dinero.

 

Hoy Medellín necesita cerca de 7 nuevos puentes sobre el río Medellín y la remodelación de los puentes existentes de la Calle Colombia, Calle San Juan, Calle 10 y la Aguacatala.  Puentes que como el de la calle 50 (Colombia)  y la calle 44 (San Juan) datan de más de 30 años y da pie para preguntar ¿Cómo queremos que esos mismos puentes transporten el trafico actual de la ciudad?

 

En virtud de lo antes expuesto, las grandes congestiones de este corredor vial se dan por la falta de puentes para pasar de un lado a otro, debido a esto todo el tráfico que va al sur y necesita pasar a los barrios de El Poblado, Envigado e Incluso Sabaneta, se concentran en los únicos puentes existentes que son el puente de la calle 10, la 4sur y la Aguacatala. En total son tres puentes para transportar todo el tráfico que va al Poblado, que cuenta con 22 barrios, al Municipio de Envigado que tiene 39 barrios y los ciudadanos que tienen como destino Sabaneta.

 

En las horas de congestión se puede observar como las orejas de acceso a estos puentes colapsan en tu totalidad y esto es lo que provoca que se vaya representando tráfico en el corredor vial del Río.

 

¿Dónde se deben construir los nuevos puentes sobre el río?

 

Si hacemos el estudio de Norte a Sur, nos encontramos con la primera necesidad de construir una solución a esta conexión entre Occidente y Oriente, en la zona que comprende desde el Transito de Medellín Hasta la Calle Colombia. Increíblemente un semáforo que se encuentra detrás de las instalaciones delTránsito de Medellín es el que para todo el tráfico que viene a una buena velocidad desde la zona de Niquía en Bello.

 

En el sector que comprende desde la Calle 50 (Colombia) Hasta la Calle 33 tenemos tres puentes, 2 de estos requieren una intervención y son el de la Calle Colombia y Calle San Juan que son los únicos que no han tenido una sola atención por parte de la administración teniendo en cuenta el tráfico que movilizan. El Puente de la 33 con una remodelación reciente que tuvo sin lugar a duda mejoro sus entradas y salidas, aunque tristemente no se ganó mucho pues es caer de 4 carriles a 2.

En virtud de esto, esta zona requiere la intervención de estos dos puentes, no solo para reforzar sus estructuras si no para analizar la viabilidad de una ampliación, como también urge crear una nueva solución (puente) que se construya en esta zona y sea parecido al puente que conduce de la Alpujarra Hasta la Avenida Guayabal. Este puente del que hablamos, movilizaría el tráfico que venga por el corredor del rio antes de San Juan y que su terminación podría ser en la zona que hoy se le conoce como la “Bayadera” que claramente tiene grandes problemas sociales, estéticos y de seguridad.

 

Luego de esto, vamos llegando a la zona quizá más compleja de todo el corredor vial del río y que demanda soluciones urgentes. Es inconcebible que desde la Calle 30 (Industriales) hasta la calle 10 no exista un solo puente sobre río Medellín. Acá empieza el gran colapso del sur del Área Metropolitana, pues solo se cuenta tres puentes para poder transportar gran parte del tráfico que va por la autopista y requiere pasar al sector oriental de la ciudad.

 

El tramo del que estamos hablando, necesita dos nuevos puentes sobre el río, que se podrían construir entre la Calle 24 (Sector Occidental) y la Calle 20 (Sector Oriental) Zona que comprende Ciudad del Rio y el Museo De Arte Moderno.

La otra solución vial para este sector del corredor vial, se podría situar entre las Calles 16 de ambos costados (Occidente y Oriente).  Con estos dos nuevos puentes, se le quitaría gran parte del tráfico a los puentes de la Calle 10 y 4 Sur, en virtud de que iría evacuando buena cantidad de carros que se dirige a la zona industrial de la ciudad  y a las lomas de Castropol, Lalinde, Calle 10, Avenida El Poblado y la vía Las Palmas.

 

Hoy en día tenemos un problema de accesos y salidas en la Autopista y las personas ya lo habrán notado. Todos los carros que quieren tomar el puente de la 4 Sur, deben tomar una salida que está ubicada antes del Puente de la Calle 10 y que se creó para este puente, pero con la construcción del puente de la 4 Sur no se hizo ninguna salida en la autopista luego de la calle 10, de manera que no represáramos los carros que van a la Calle 10 y 4 Sur en una misma salida.

 

Entre el puente de la Calle 10 y el puente de la 4 Sur, es necesario construir una nueva solución que estaría ubicada en la Calle 4 (occidente) y calle 5 (oriente). Este nuevo puente movilizaría todo el tráfico que busca llegar a la zona de patio bonito, Avenida el Poblado, Politécnico Jaime Isaza Cadavid, Inem José Félix De Restrepo, Clínica Las Vegas, Universidad EAFIT, UPB El Poblado  y que también claramente pueden servir para conectarse con lomas que están ubicadas luego de la Avenida El Poblado (Carrera 43ª).

 

Llegamos al puente de la 4 sur (Gilberto Echeverry Mejía) y nos encontramos con que en este año 2015 apenas se están terminando las obras complementarias en el sector occidental y aún no se define en futuro de las obras complementarias que se debían construir en la Avenida El Poblado para que el puente no se convirtiera en lo que es hoy, en un embudo.

 

El puente de la Aguacatala, que es el próximo a analizar en este corredor, tiene serios problemas de acceso y salidas, como también se hace necesario una intervención para reforzar sus estructuras. Este puente presenta un gran cuello de botella en el brazo que busca llevar el tráfico hacia la Avenida Las Vegas a través de dos carriles que llegan a una glorita y que más adelante se reduce a uno solo donde deben pasar a riesgo disputando un carril con los vehículos que están bajando del puente de este intercambio. Hoy la solución del tránsito de Medellín no es ni poner un agente de tránsito, sino colocar un separador de plástico a ver si en algo funciona.

 

El puente de la Aguacatala demanda la intervención que ya mencionamos antes para mejorar su estructura, sino también la ampliación de sus carriles. Hoy cuenta con 3 carriles a cada lado, pero se hace urgente que se estudie la posibilidad de que sean ampliados a cuatro carriles. Uno de entrada y de salida, más tres que conecten con la Avenida El poblado, Avenida Las Vegas y otras lomas.

 

Luego de analizar esta compleja situación que le corresponde al municipio de Medellín, llegamos a una zona que demanda grandes soluciones y donde se requiere que El Municipio de Envigado, Itagüí y Medellín se sienten a revisar cómo crear soluciones conjuntas, eficaces y responsables.

Desde el puente de la Aguacatala que está ubicado en la Calle 12 Sur hasta el puente de Envigado que está situado en la Calle 63 NO hay un solo puente. Esto hace como ya podemos observar a diario que ese único puente existente esté colapsado la mayor parte del día, tanto así que se hizo necesario cerrar la oreja que conecta la Autopista con este y movilizar todo el tráfico por detrás de las instalaciones de Postobón para que no causara mayores complicaciones. Hoy usar este puente puede tardar casi 35 minutos.

 

Ante esta situación, se hace más que urgente construir por lo menos dos puentes en este tramo, de manera que exista mayor circulación para las personas requieren ir a sectores de Medellín que están ubicados luego del puente de la Aguacatala como Santa María de los Ángeles, La Frontera, Avenida el Poblado, transversal inferior luego del club campestre y zonas comerciales como Sao Paulo, La Frontera, San Lucas entre otras. En el caso de Envigado para todas las personas que necesitan llegar a los sectores de Ayurá, Colegio la Salle, Otraparte, Avenida El Poblado, Jumbo, Homecenter entre otros.