El elefante de Petro

Compartir

¿Cuándo saldrá la prueba de los dineros de los mafiosos en la campaña del Pacto Histórico de Petro?


Por: Rafael Nieto Loaiza@RafaNietoLoaiza

Repaso rápido de hechos previos. En campaña, Petro afirmó sobre la extradición que «mi justicia es la justicia de Colombia», que «no se arrodillará a poderes extranjeros» y que no extraditaría sino después de que los narcos cuenten “la verdad”. Más tarde, atacó con fiereza la extradición de Otoniel. Ofreció «perdón social» a los delincuentes y «una JEP para el narcotráfico» con «beneficios jurídicos» para los mafiosos,. En tarima, en Ciénaga, sostuvo que “los paracos, que vengan aquí, porque tendrán una segunda oportunidad”. Lo dijo, por cierto, después de las reuniones de su hermano, Piedad Córdoba y Danilo Rueda con corruptos, mafiosos y parapolíticos en las cárceles. La estrategia funcionó: los jefes de los grupos violentos hicieron declaraciones apoyando a Petro. Como resultado, en los municipios de más narcocultivos y con mayor presencia de grupos armados ilegales ganó en primera y segunda vuelta.

Ya en el gobierno, todas las decisiones han sido dirigidas, sin excepción, a favorecer a los narcos. Dejó de usarse el glifosato, ya no solo en la aspersión aérea sino también en la manual. En este año no se ha erradicado una sola hoja de coca. Anunció proyectos para legalizar los narcocultivos de menos de diez hectáreas. La destrucción de laboratorios y las incautaciones se desplomaron. Petro ofreció un cese del fuego, incluso con los grupos estrictamente mafiosos, que paraliza a la Fuerza Pública pero que no exige a los criminales dejar de delinquir (ni de traficar, por supuesto). Solicitó la suspensión de órdenes de captura y la libertad de al menos dieciséis narcos, incluso algunos extraditables, y abrió negociaciones con los mafiosos so pretexto de la “paz total”. Negociaciones que, no sobra recordarlo, dirige Danilo Rueda, el mismo que con el hermano de Petro pactó con los mafiosos en las cárceles.

Le puede interesar:  La solución para los rellenos sanitarios

DEL MISMO AUTOR:Pantano de caguancitos

Y ahora, la confirmación de acusaciones de sobornos recibidos por el hermano de Petro y de dineros de antiguos narcos en manos de su hijo. Demasiados hechos juntos. No son coincidencias.

Hay que volver a insistir: todo prueba que el pacto de la Picota fue una realidad y Petro cumple a pie juntillas. La pregunta es cuándo saldrá la prueba de los dineros de los mafiosos en la campaña del Pacto Histórico.

Mientras tanto, deberían renunciar Nicolás Petro, los ministros Prada y Velásquez, y el comisionado Rueda, íntimo de Juan Fernando Petro. Todo lo que hagan hacia adelante estará contaminado, es sospechoso y apesta a porquería.

Última hora

Le puede interesar

[mc4wp_form id=»74432″]