¿Hay trabajo articulado entre Gobierno y empresas con pólizas de salud?

Fotografía: El Periódico

Hoy existen en el país más de cinco empresas importantes que prestan el servicio de pólizas de salud; Sura, que cuenta con más de 360.000 afiliados es una de las más importantes. También están Colsánitas, Colmédica, MedPlus, Axa Colpatria, por nombrar algunas, las cuales entre todas pueden sumar más de un millón de usuarios.


Por: Redacción 360 Radio

Una de las cosas que podría complicar de manera sustancial la atención a la pandemia del coronavirus es claramente la falta de experiencia por parte de algunas personas que están en cargos gubernamentales.

Estos además de enfrentarse a una situación inédita, deben lidiar con un problema que existe en Colombia, el cual es de vieja data y puede cobrar factura en cualquier momento: el sistema de salud.

Una de las preguntas que hoy asisten a distintos expertos del sector salud, empresarial y políticos en uso de buen retiro, es la forma en cómo el Gobierno colombiano está afrontando la crisis del coronavirus y sobre todo, de la mano de quién lo está haciendo.

Hoy existen en el país más de cinco empresas importantes que prestan el servicio de pólizas de salud; Sura, que cuenta con más de 360.000 afiliados es una de las más importantes.

También están Colsánitas, Colmédica, MedPlus, Axa Colpatria, por nombrar algunas, las cuales entre todas pueden sumar más de un millón de usuarios.

Si esas empresas tomaran ese número de afiliados, los testearan y el Gobierno se preocupara por las personas que no están dentro de esas pólizas e hiciera buen uso de las pruebas que se han conseguido con Turquía, Corea del Sur o Laboratorios Abbott.

De igual forma, si se tiene en cuenta la donación hecha por la organización Luis Carlos Angulo, se podría calcular fácilmente que el Gobierno y la empresa privada están en la capacidad de realizar 1.700.000 test, incluso, antes de que acabe la cuarentena y así poder tener un diagnóstico claro.

Sin embargo, para muchas personas que están adentro de esta planificación, hoy existen canales rotos con esas empresas privadas.

Además, existe una presunta mala destinación de pruebas, porque no se están practicando aleatoriamente, las que se han donado no han llegado y no se sabe cómo se van a repartir.

Algunas personas del Gobierno insisten en que estas deben ser para los menos favorecidos, mientras otros insisten en que las pruebas no pueden tener índice de estratificación.

Cabe precisar que los datos han mostrado que los infectados están más en los estratos altos que, en los bajos, como en el caso de Medellín, ciudad en la que hay más infectados en la comuna 14, El Poblado.

Lo cierto es que es muy preocupante que no se estén aprovechando esas pruebas, no solamente por parte del Gobierno, sino por parte de los usuarios que hacen parte de esas pólizas de salud y que pagan constantemente.

Muchos de estos no conocen los beneficios que traen y que en este caso, más que beneficios, es un deber por parte de esas empresas prestadoras hacer esas pruebas.

Asimismo, el Gobierno está en capacidad de hacerlas y desde varios sectores le han sugerido a Iván Duque que haga una mesa conjunta con la cabeza de cada una de estas aseguradoras médicas y trabajen en pro de esto.

También, que esas empresas se encarguen de atender a sus afiliados, que pasen los listados al Gobierno y que este se encargue de los que no están afiliados, para que así se pueda tener un control mucho más claro con más de 1.7 millones de pruebas.

Solo así podremos saber para dónde va Colombia en esta lucha contra el coronavirus.