Enfrentando la incertidumbre: ¿cómo el sistema financiero puede impulsar su empoderamiento financiero?

Por: María del Pilar Vélez V, Gerente de Mercadeo de Banco Serfinanza

Compartir

En un entorno económico retador, donde la inestabilidad es la norma y las noticias no son siempre positivas, es natural sentir preocupación por nuestras finanzas. Factores como el alza de las tasas de interés, el aumento de la inflación y las constantes fluctuaciones de la moneda pueden impulsarnos a tomar decisiones precipitadas que podrían poner en riesgo nuestra salud financiera. En este panorama, encontrar aliados es fundamental y los bancos son una excelente opción.

En Colombia, una reciente encuesta reveló que solo el 42% de los adultos destinan parte de sus ingresos al ahorro o la inversión. Esto significa que, lamentablemente, menos de la mitad de la población está tomando medidas proactivas para proteger su bienestar financiero a largo plazo. Ante la realidad de una inflación en ascenso, que para marzo de 2024 alcanzó un 8,53%, es más importante que nunca que nos involucremos activamente en la gestión de nuestras finanzas.

¿Cómo podemos hacerlo? Una forma es aprovechar las diversas herramientas y productos financieros que ofrece el sistema financiero. Uno de los más beneficiosos son los Certificados de Depósito a término o CDT, que hace un buen tiempo son una excelente alternativa al ofrecer una buena tasa y ser uno de los productos financieros más seguros del mercado.

Crear un presupuesto sólido es fundamental para tener un control efectivo de nuestras finanzas. En este sentido, el banco juega un papel crucial al proporcionar herramientas y servicios que permiten a las personas administrar su dinero de manera eficiente y segura. Las cuentas bancarias, los fondos de inversión, las tarjetas de débito y crédito, transferencias electrónicas y plataformas de pago en línea son solo algunos ejemplos de cómo el sistema financiero facilita las transacciones diarias y la gestión de las finanzas personales. Al utilizar estos productos y servicios, podemos planificar nuestros gastos, hacer un seguimiento de nuestras transacciones y ahorrar de manera más inteligente.

Le puede interesar:  Dreamers & Makers, es con hechos

Le puede interesar: El futuro económico de Colombia: Tiempo de tomar decisiones

Hacer uso del sistema financiero nos brinda la oportunidad de construir una sólida vida crediticia, lo que a largo plazo nos proporciona acceso a una amplia gama de servicios financieros como créditos y seguros. Al manejar responsablemente cuentas bancarias, tarjetas de crédito y otros productos financieros, demostramos nuestra capacidad para manejar el crédito de manera eficiente. Esta reputación crediticia favorable no solo nos permite acceder a préstamos en el futuro para objetivos importantes como comprar una casa o invertir en educación, sino que también nos otorga la posibilidad de obtener mejores tasas de interés y condiciones en los servicios financieros que necesitamos.

Además de utilizar los servicios bancarios para gestionar nuestras finanzas, es igualmente importante considerar el uso de seguros que juegan un papel fundamental en nuestra seguridad financiera al ofrecer cobertura en casos de accidentes, enfermedades, desastres naturales y otros imprevistos que pueden afectar nuestra vida y nuestros bienes. Al contratar seguros adecuados, podemos proteger nuestros activos y mitigar el impacto financiero de situaciones inesperadas, proporcionando tranquilidad a nosotros y a nuestros seres queridos.

Por último, otra manera de aprovechar el sistema financiero es haciendo uso de las promociones y descuentos disponibles a través de las tarjetas de crédito. Entendemos que cada peso ahorrado representa un paso hacia una mayor estabilidad financiera. Por ello, es fundamental aprovechar al máximo estas promociones, que están diseñadas para una amplia variedad de artículos esenciales, desde alimentos y artículos de cuidado personal hasta productos de limpieza del hogar y medicamentos. Al realizar compras inteligentes y aprovechar estas oportunidades, podemos optimizar nuestro presupuesto y obtener más valor por nuestro dinero. Reducir los gastos en productos básicos también nos permite liberar recursos para otras necesidades prioritarias o para crear un fondo de ahorros para emergencias.

Le puede interesar:  Banco Finandina recibe por cuarta vez la certificación de carbono neutro por su compromiso con el medio ambiente

Es hora de cambiar nuestra perspectiva sobre el sistema financiero y reconocerlo como un aliado en nuestro camino hacia el empoderamiento financiero. Las instituciones financieras están comprometidas con la seguridad y protección de nuestros depósitos y transacciones además son supervisadas de cerca por entidades reguladoras. Es importante resaltar que muchas de estas instituciones ofrecen programas de educación financiera y herramientas informativas para capacitar a las personas a tomar decisiones financieras informadas y responsables. Es momento de aprovechar estos recursos, acercarse a la banca y transformar la percepción sobre el sistema financiero en el país.

Lea también: El fondeo de la deuda corporativa en Colombia perdió dinamismo en el primer trimestre del año

Última hora

Le puede interesar

[mc4wp_form id=»74432″]